Cuba mantiene "fuertes restricciones" a las libertades pese a la apertura

El último informe anual de la organización confirma la tendencia regresiva en esta materia de los últimos dos años en la región

Acto de repudio frente a la sede de las Damas de Blanco, en La Habana, este jueves. (Ángel Moya)
Acto de repudio frente a la sede de las Damas de Blanco, en La Habana. (Ángel Moya)

La organización en defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) alerta de que los derechos humanos en América "seguían siendo papel mojado para millones de personas" en 2015. En el último informe anual sobre el contexto global, publicado este miércoles, la organización con sede en Londres confirma la tendencia regresiva en materia de derechos humanos de los últimos dos años en la región.

Cuba es el único país del continente que no permite el acceso de AI, que no ha podido enviar una misión oficial desde 1990. Los problemas observados por la organización el pasado año se repiten este 2016, lo que constata los escasos avances que se han producido en materia de derechos humanos. La organización lamenta, una vez más, que la reanudación de relaciones con EE UU no haya supuesto avances en libertad de expresión, asociación y circulación y subraya que las personas críticas con el Gobierno siguen padeciendo detenciones arbitrarias y hostigamiento.

Amnistía Internacional recoge las informaciones que afirman que los teléfonos móviles no funcionaron durante la visita del papa y acusa al Gobierno de seguir controlando el acceso a internet y limitando o bloqueando las webs críticas.

En cuanto al sistema judicial, AI denuncia que sigue estando bajo control político. "Las leyes que tipificaban los desórdenes públicos, el desacato, la falta de respeto, la peligrosidad y la agresión se utilizaban para procesar, o amenazar con procesar, por motivos políticos a opositores al Gobierno", señala el informe.

La organización lamenta, una vez más, que la reanudación de relaciones con EE UU no haya supuesto avances en libertad de expresión, asociación y circulación en Cuba

El texto repasa casos concretos de detenciones por motivos de conciencia, como la de Danilo Maldonado, El Sexto, o los excarcelados pactados con EE UU como parte de la reanudación de relaciones.

"Según Granma, el periódico oficial del Partido Comunista, antes de la visita del papa Francisco en septiembre, las autoridades anunciaron que liberarían a 3.522 presos (...). Sin embargo, antes de la visita y en su transcurso, hubo activistas de derechos humanos y periodistas que denunciaron un aumento significativo de los arrestos", recuerdan. El balance de 2015, según los datos facilitados a Amnistía Internacional por la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), es de más de 8.600 detenciones por motivos políticos de opositores.

Amnistía Internacional lamenta que Cuba siga sin ratificar el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales —ambos firmados en febrero de 2008—, ni tampoco el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional. Pero también reserva una crítica para EE UU, a quien, si bien reconocen los avances diplomáticos y la retirada de Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo, acusa de haber renovado el embargo el pasado septiembre.

"La combinación de discriminación, violencia, desigualdad, conflicto, inseguridad, pobreza, daños medioambientales y la falta de garantías respecto a la justicia por las violaciones de derechos humanos amenazaban la protección de estos derechos y de las libertades fundamentales en la región", explica el informe.

La organización destaca unos niveles de violencia letal "extremadamente elevados" (especialmente en El Salvador, Guyana, Honduras, Jamaica, Trinidad y Tobago y Venezuela) y denuncia la impunidad a la que se enfrentan los que vulneran los derechos humanos. En 2015, América Latina y el Caribe albergaban a ocho de los 10 países más violentos del mundo, y en cuatro de ellos —Brasil, Colombia, México y Venezuela— se cometían uno de cada cuatro homicidios violentos a nivel mundial. Sin embargo, apenas 20 de cada 100 homicidios en la región desembocaban en una condena.

La organización destaca unos niveles de violencia letal "extremadamente elevados" en la región

Amnistía Internacional dirige su atención también al clima de inseguridad, violencia y dificultades económicas por el que atraviesan México y Centroamérica y que llevó "a un número cada vez mayor de personas, en particular menores no acompañados, a abandonar sus hogares y cruzar las fronteras" a lo largo del pasado año.

El informe aborda también el diálogo entre Bogotá y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), subrayando que "durante el año ambas partes cometieron crímenes de derecho internacional y graves abusos y violaciones de derechos humanos", pese a que las negociaciones de paz representaran "la mejor oportunidad en más de un decenio de poner definitivamente fin al conflicto armado interno más prolongado de la región".

La organización sostiene que la protección internacional de los derechos humanos "corre peligro de desmoronarse", sobre todo debido las "represivas campañas nacionales de seguridad planteadas a corto plazo y que obedecen a intereses particulares". El informe advierte también de una tendencia al alza de ataques contra activistas, profesionales de la abogacía y otras personas que trabajan en la defensa de los derechos humanos por parte de los gobiernos.

"Más de 70 años de duro esfuerzo y avances en materia de derechos humanos están en la cuerda floja", ha comentado Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional, en un comunicado.

La organización ha documentado en 2015 que más de 122 Estados ejercieron la tortura u otros malos tratos y 29 o más obligaron ilegalmente a personas refugiadas a retornar a países donde corrían peligro.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 68