Arden en Caracas cientos de muñecos con las caras de Obama y de Maduro

Quema de Judas en Venezuela. (Ministerio de Turismo)
Quema de Judas en Venezuela. (Ministerio de Turismo)

(EFE).- La Quema de Judas, que cada Domingo de Resurrección registra en Venezuela la incineración de muñecos que representan personajes acusados de traición, tuvo este domingo como protagonistas las caras de los presidentes Barack Obama y Nicolás Maduro.

La tradición que pone fin a la Semana Santa en el país fue este año dominada por grupos de activistas afines y opositores a ambos presidentes, que se encontrarán en la Cumbre de las Américas que se realizará en Panamá el 10 y 11 de abril.

Obama fue quemado en las populosas zonas del centro y del oeste de Caracas, identificadas con la Revolución Bolivariana, junto a muñecos que representaron al líder opositor Henrique Capriles, uno de los más acérrimos detractores de Maduro y, antes, de su antecesor, el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013).

El presidente de EE UU ganó protagonismo en la Quema de Judas venezolana debido al decreto que firmó el 9 de marzo pasado, en el cual declaró a su país en "emergencia nacional" tras evaluar que la situación política de Venezuela se alza como una "amenaza inusual y extraordinaria" para la seguridad estadounidense.

Maduro dio cuenta el domingo de que su campaña Obama deroga el decreto ya ha recabado 8 de los 10 millones de firmas que se fijó como meta para entregar a su colega estadounidense en la Cumbre de Panamá.

Los muñecos que representaron a Maduro ardieron a su vez en zonas más acomodadas, entre ellas la plaza de Altamira del este de Caracas, junto a otras figuras que también personificaron al presidente de la unicameral Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, considerado el segundo personaje más importante del chavismo.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2