Argentina se sumerge en una reñida campaña con el foco en economía y corrupción

Cristina Fernández de Kirchnet lanzó su proyecto en un acto electoral el 20 de junio, sin aludir ni a Perón ni al peronismo. (
Cristina Fernández de Kirchner lanzó su proyecto en un acto electoral el 20 de junio. (@CdeKirchner)

(EFE).- Argentina ya calienta motores para las elecciones primarias del 13 de agosto, que serán en la práctica un gran sondeo con vistas a las legislativas de octubre: la economía, los avances contra la corrupción y la seguridad ciudadana centran los discursos en una campaña que se promete reñida.

La campaña, que comenzó el viernes, será especialmente agresiva, según los analistas, entre las dos grandes formaciones: la coalición oficialista Cambiemos y la oposición kirchnerista, liderada por la expresidenta Cristina Fernández, precandidata a senadora por la provincia de Buenos Aires con el frente Unidad Ciudadana.

Para Juan Germano, de Isonomía Consultores, la campaña para las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), en las que se elegirán a los candidatos de cada fuerza política para las parlamentarias del 22 de octubre, va a ser "relativamente pareja" entre ambas, especialmente en la provincia de Buenos Aires.

"Si la ciudadanía entiende que la discusión es económica, ahí están las oportunidades tanto de 1País como de Unidad Ciudadana, pero si la entiende más política, seguramente será mejor para Cambiemos"

Seguidamente se sitúa el frente 1País liderado por el peronista Sergio Massa, en coalición con el centro izquierda, y bastante más lejos la candidatura encabezada por Florencio Randazzo, del histórico Partido Justicialista peronista.

"Si la ciudadanía entiende que la discusión es económica, ahí están las oportunidades tanto de 1País como de Unidad Ciudadana, pero si la entiende más política, seguramente será mejor para Cambiemos", añadió el analista.

Precisamente, en lo que casi todos coinciden es que la confrontación pasado-presente-futuro va a marcar la narrativa de los candidatos en una campaña va a tener dos etapas claras: una hasta agosto, para las primarias, y otra hasta octubre.

En opinión de Mariel Fornoni, de Management & Fit, "Cristina (Fernández) habla del pasado y Massa del presente" y considera que será una elección "muy peleada" en la provincia de Buenos Aires, porque en el cinturón urbano Fernández "es fuerte" frente al Gobierno de Mauricio Macri.

La expresidenta, que está procesada en tres causas judiciales -dos de ellas por corrupción-, está mejor posicionada entre los segmentos socioeconómicos mas bajos, concentrados fundamentalmente en los alrededores de la ciudad.

Por su parte, entre los votantes de Cambiemos, de una configuración social media-alta, las principales preocupaciones son la corrupción que se investiga en el seno de los Gobiernos kirchneristas o la inseguridad ciudadana.

El ministro de Educación, Esteban Bullrich, y la legisladora en la ciudad de Buenos Aires Graciela Ocaña -antigua ministra kirchnerista- son las caras más conocidas de las listas presentadas a la Cámara de Senadores y de Diputados, respectivamente, por el oficialismo en territorio bonaerense.

Sin embargo, es Fernández, presidenta entre 2007 y 2015, quien, querida u odiada, sigue ocupando el mayor foco mediático al cumplirse un año y medio desde que terminó su mandato.

La situación judicial de Fernández de Kirchner es para muchos la razón extraoficial por la que ha decidido volver a la primera línea, ya que de ser elegida senadora obtendría fueros y evitaría ser detenida

Su situación judicial es para muchos la razón extraoficial por la que ha decidido volver a la primera línea, ya que de ser elegida senadora obtendría fueros y evitaría ser detenida.

Germano tiene claro que mientras Cambiemos -que insiste en que recibió del kirchnerismo un país quebrado- está buscando llevar la discusión del "pasado contra el futuro", sin mencionar el presente, que es "regular o malo", Fernández subraya que la elección es una suerte de referendo de la gestión de Macri.

Aunque las PASO buscan saber qué partidos están habilitados para presentarse a las legislativas -los que obtengan al menos el 1,5 % de los votos- y definir qué lista de candidatos presentada por cada formación es la que llegará a esa instancia, en esta ocasión no se esperan sorpresas entre los principales líderes.

Salvo grandes sorpresas, no se espera que cambien demasiado las cosas en un Congreso en el que hace dos años ninguna fuerza tiene mayoría absoluta, por lo que el oficialismo deberá seguir negociando para sacar adelante sus proyectos.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0