Arranca el Congreso del Partido Comunista que marcará el rumbo de Vietnam

Congreso del Partido Comunista de Vietnam en 2015
Congreso del Partido Comunista de Vietnam en 2015

(EFE). -El duodécimo congreso del Partido Comunista de Vietnam inaugurado este miércoles en Hanoi elegirá a los dirigentes que fijarán en el próximo lustro el rumbo del país y definirán su política exterior, marcada en los últimos años por un distanciamiento de China y un acercamiento a Estados Unidos.

A diferencia de otros congresos, en que los puestos clave estaban decididos de antemano, la incertidumbre es máxima ante las decisiones de la próxima semana, cuando el comité central elegido por 1.541 delegados, que representan a 4,5 millones afiliados, designe los principales cargos de responsabilidad del país.

El día 28 se anunciará la composición del nuevo politburó (órgano político) y el nombre del secretario general del partido, el puesto de mayor poder ejecutivo, por encima del primer ministro, y el presidente de la República.

Prácticamente todos los analistas vaticinan un duelo por el poder entre el actual secretario general, Nguyen Phu Trong, de 71 años y perteneciente al ala más conservadora y pro-China, y el primer ministro, Nguyen Tan Dung, que mañana cumple 66 años y es considerado más aperturista y próximo a EE.UU..

Pese a que los estatutos del partido vetaban en un principio la concurrencia de candidatos mayores de 65 años, el Gobierno anunció ayer que la edad no será un impedimento y se elegirá a la persona "más sobresaliente".

Pese a las sospechas de corrupción que pesan sobre él, Dung es percibido como el líder de mayor proyección internacional y el único con el coraje necesario para plantar cara a China

El Congreso llega tras varios años de luchas soterradas entre los clanes de Dung y Trong y con una implicación sin precedentes de la opinión pública a través de las redes sociales y de blogs clandestinos.

Pese a las sospechas de corrupción que pesan sobre él, Dung es percibido como el líder de mayor proyección internacional y el único con el coraje necesario para plantar cara a China.

"El primer ministro es el líder más impresionante que posee el Partido Comunista", afirmó en la revista The Diplomat el experto Chang Cong Phan.

Su popularidad se ha disparado desde mayo de 2014, cuando fue el único dirigente que se manifestó con firmeza ante la instalación de una plataforma petrolífera china en unas islas de soberanía disputada.

Por su parte, Trong es un hombre del aparato, con mucha influencia dentro del partido y favorable a mantener el peso del Estado en la economía, reacio a acelerar las reformas y proclive a rebajar el tono en las disputas territoriales con Pekín, a quien considera aliado ideológico.

Ambos países mantienen un contencioso por la soberanía de las islas Spratly y Paracel en el Mar de China Meridional.

El último incidente se produjo ayer mismo, cuando Hanoi denunció que China ha vuelto a instalar una plataforma petrolífera en aguas disputadas cerca del Golfo de Tonkín.

La importancia de este congreso ha llevado a analistas como el estadounidense Alexander Vuving a señalar que "Vietnam se encuentra en su punto más crítico desde el final de la Guerra Fría".

Analistas como el estadounidense Alexander Vuving a señalar que "Vietnam se encuentra en su punto más crítico desde el final de la Guerra Fría"

Otros expertos, como el australiano Carl Thayer, opinan que la política exterior no cambiará de forma sustancial sea quien sea el ganador.

"Vietnam seguirá buscando una política de equilibrio multipolar", señaló.

Aunque Trong mira a Washington con mayor recelo que Dung, su histórica visita oficial a la Casa Blanca el pasado julio y su apoyo sin fisuras a la firma del Tratado Transpacífico de Cooperación Económica con EE UU y otros diez países sugieren un cambio de actitud.

Con una población de más de 90 millones de personas y en la que predomina el segmento, y un PIB que alcanzó los 186.200 millones de dólares en 2014, Vietnam lleva años buscando nuevos socios comerciales para reafirmar su autonomía económica y rebajar su dependencia con su vecino chino.

En el apartado de los derechos humanos, ninguno de los dos bandos del Partido parece dispuesto a poner fin a la represión y el acoso a blogueros y activistas políticos.

Pese a la presión internacional, Vietnam se mantiene a la cola en la lista de libertad de expresión elaborada por Reporteros Sin Fronteras, en el puesto 175 de 180.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0