Brasil vive días de cabildeo tras la muerte del juez a cargo de Petrobras

Presidente interino de Brasil, Michel Temer en el Palacio de Planalto Brasilia (EFE)
Las delaciones pueden alcanzar incluso al presidente del país, Michel Temer. (EFE)

(EFE).- La muerte en un accidente aéreo del juez Teori Zavascki, responsable en la Corte Suprema de la investigación del escándalo en Petrobras, ha abierto un período de cabildeo en un Brasil que espera la continuidad del mayor proceso anticorrupción de su historia.

Zavascki falleció la semana pasada en el litoral de Río de Janeiro, en un siniestro que ha tenido un fuerte impacto en lo jurídico y lo político, pues el magistrado analizaba el contenido de las delaciones de 77 exdirectivos de la empresa Odebrecht sobre la vasta red de corrupción que operó en la petrolera estatal.

Según diversas fuentes, esos testimonios, ofrecidos en el marco de acuerdos de cooperación judicial, pueden desvelar la actuación en esa trama corrupta de unos 200 políticos, entre los cuales se afirma que hay tanto diputados, como senadores y gobernadores.

Las delaciones podrían alcanzar incluso al presidente del país, Michel Temer, quien según la prensa ha sido acusado por uno de los declarantes de recibir dinero de la corrupción para campañas electorales

Las delaciones podrían alcanzar incluso al presidente del país, Michel Temer, quien según la prensa ha sido acusado por uno de los declarantes de recibir dinero de la corrupción para campañas electorales, al igual que algunos de sus actuales ministros.

Zavascki actuaba como instructor del caso en la Corte Suprema y su muerte ha abierto un paréntesis en la investigación, así como ha desatado un intenso cabildeo en torno a su sustituto en ese caso, que desde hace poco más de dos años sacude la política brasileña.

También está pendiente la designación del sucesor de Zavascki en el pleno del Supremo, lo cual es una atribución del presidente del país, que, al parecer, en este caso ha sido salpicado en algunos testimonios prestados por exdirectivos de Odebrecht.

El elegido por Temer deberá ser aprobado luego por un Senado en el que, también, ocupan un escaño muchos políticos sospechosos o ya investigados por su supuesta participación en esas corruptelas.

Ese nuevo miembro del Supremo puede, además, de acuerdo a normas internas del tribunal, heredar todos los casos que tenía en manos Zavascki, incluido el relativo a Petrobras.

Con la popularidad por el suelo desde que sustituyó a la exjefa de Estado Dilma Rousseff, destituida el año pasado por supuestas irregularidades fiscales, Temer ha sido prudente y declarado que se abstendrá de nombrar al sucesor de Zavascki hasta que el propio Supremo designe al nuevo instructor del caso Petrobras.

Temer hizo ese anuncio el pasado sábado, durante el sepelio del magistrado, con lo que pasó la responsabilidad de elegir al nuevo instructor a la presidenta de la Corte Suprema, Carmen Lúcia Antunes, quien hasta ahora se ha mantenido en silencio, amparada en parte por el actual receso del Poder Judicial, que se prolongará hasta el próximo 1 de febrero.

Según se asegura en Brasilia, una vez homologadas las delaciones de Odebrecht, comenzará "el fin del mundo" en la política brasileña

Fuentes judiciales consultadas por Efe dijeron que Antunes puede decantarse por Celso de Mello, quien integra el Supremo desde 1989, es el decano de la corte y no tiene nexos políticos conocidos, como ocurre con otros miembros del tribunal.

El decano no es el único candidato y las conjeturas sobre la decisión que tomará Antunes dominan la política brasileña en medio de la parálisis que impone un receso parlamentario que también concluirá el 1 de febrero.

El nuevo instructor del caso, una vez nombrado, deberá homologar o no los testimonios prestados por los exdirectivos de Odebrecht y, en caso de que los apruebe, serían hechos públicos y pasarían a manos de la Policía Federal para las correspondientes investigaciones.

Según se asegura en Brasilia, ese paso será de tal impacto que el procurador general de la República, Rodrigo Janot, ha dicho que una vez homologadas las delaciones de Odebrecht, comenzará "el fin del mundo" en la política brasileña.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0