Cadena perpetua a la cúpula del Jemer Rojo por crímenes contra la humanidad

(EFE).- El tribunal internacional de Camboya condenó hoy a cadena perpetua a dos ex líderes del Jemer Rojo por crímenes contra la humanidad, en la primera sentencia contra la cúpula de un régimen que causó 1,7 millones de muertos hace más de 3 décadas.

Los acusados son el ideólogo y número dos de la organización comunista, Nuon Chea, de 88 años, y el ex jefe de Estado del régimen, Khieu Samphan, de 83, que rechazan los cargos que se les imputa en esta primera fase del proceso.

"Millones de personas fueron víctimas por el ataque global y sistemático contra la población civil que seguía políticas y planes del partido", dijo el juez Nil Nonn en la lectura de la sentencia retransmitida en directo por el portal de internet del tribunal.

El juez consideró a los acusados culpables de crímenes contra la humanidad, exterminio, asesinato, persecución política y otros actos inhumanos, entre ellos, evacuaciones y desapariciones forzosas, por los hechos juzgados en la primera fase del proceso contra los ex dirigentes.

Esta parte juzgaba la evacuación forzosa de Phnom Penh y la deportación de población urbana a campos de trabajo en zonas rurales, y la ejecución de soldados republicanos que el Jemer Rojo llevó a cabo tras tomar del poder en 1975.

"Unos 2 millones de personas fueron transferidas a la fuerza de Phnom Penh bajo falsos pretextos, amenazas y a punta de pistola", dijo Nil Nonn.

El juez rechazó los argumentos de la defensa, que atribuyeron la orden de evacuación al riesgo de bombardeos por parte de Estados Unidos y a la falta de alimentos, y les hizo responsables de los crímenes por formar parte de la "empresa criminal conjunta".

Los dos acusados se enfrentan a otros cargos de crímenes contra la humanidad y genocidio en la segunda fase del proceso que comenzó la semana pasada.

El tribunal decidió segregar en varias partes el caso contra los líderes del Jemer Rojo ante la complejidad del proceso y el temor de que los acusados, todos ellos de avanzada edad y frágil estado de salud, murieran antes de que se pudiera dictar sentencia.

El jefe del Jemer Rojo, Pol Pot, murió en 1998 en el último bastión de la guerrilla maoísta en la selva del norte de Camboya, prisionero de sus propios correligionarios.

Unos 1,7 millones de personas murieron entre 1975 y 1979 durante el régimen del Jemer Rojo a causa de trabajos forzados, enfermedad, hambruna y purgas políticas.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3