Capturan a dos de los cuatro migrantes cubanos que escaparon de la custodia policial en Panamá

Cuatro migrantes cubanos escaparon este lunes del albergue de Gualaca, en el occidente de Panamá, donde aguardan por una solución a su limbo migratorio 126 varados. El comisionado de Migración en la provincia de Chiriquí, Alfredo Córdoba dijo a 14ymedio que los migrantes capturados no serán devueltos a la Isla como reportaron medios de prensa, sino que se reincorporarán a Gualaca.

"Me cansé de eso", dice Wendri Espinosa, uno de los cubanos que saltaron la cerca perimetral del campamento en la región boscosa de Chiriquí. La policía presidencial y una fuerza de tarea conjunta que implica a varios organismos del Estado panameño atienden y custodian a los migrantes, que solo pueden salir del albergue una vez por semana.

Según comentó Espinosa a 14ymedio, vía telefónica, la propuesta que les hizo el viceministro de Seguridad Jonathan del Rosario de regresar a Cuba para convertirse en cuentapropistas no lo convenció. Ante el temor de que la única salida sea regresar a la Isla, el migrante optó por seguir su camino hacia Estados Unidos.

La propuesta que les hizo el viceministro de Seguridad de regresar a Cuba para convertirse en cuentapropistas no convenció a los migrantes

"Voy para arriba y que sea lo que Dios quiera", dijo el migrante refiriéndose a México y Estados Unidos. Según afirmó, durante la tarde de este lunes ya había cruzado la frontera con Costa Rica y continuaría su camino por Centroamérica.

En el campamento "la tensión se siente en el aire", comentó uno de los migrantes que pidió no ser identificado.

"Estamos cansados de tanta incertidumbre. Nos quieren mandar para Cuba y aunque no dudo de Panamá, ¿quién me garantizará que el Gobierno cubano me permitirá salir después?, se pregunta.

En su opinión, el número de "fugados" continuará en aumento hasta que no se tenga una noción clara de lo que va a ocurrir y aseguró que está preparando las condiciones para que en caso de que la salida hacia Cuba sea inminente evitar por todos los medios la deportación.

"Hay varios que tenemos decidida la fuga si nos quieren obligar a ir a Cuba", dijo.

El pasado mes de abril, el Gobierno decidió cerrar un albergue temporal que Cáritas mantenía en la capital con más de 300 varados

"Sinceramente, estamos desinformados, no sabemos nada porque estamos a expensas de que nos digan que debemos irnos sin saber siquiera para dónde", dijo a 14ymedio Yurima Sánchez, una santiaguera que permanece en Gualaca.

La migrante explicó además que la propuesta panameña de visados a cambio de un retorno voluntario "no procede". "Nosotros salimos para Estados Unidos. Le pedimos a Dios que nos acoja un tercer país", dijo Sánchez.

El pasado mes de abril, el Gobierno decidió cerrar un albergue temporal que Cáritas mantenía en la capital con más de 300 varados. Menos de la mitad de los cubanos aceptaron ser trasladados a Gualaca y desde entonces esperan una solución a su estancia irregular en el país centroamericano.

Recientemente el viceministro de seguridad de Panamá, Jonathan del Rosario, dijo que ninguno de los migrantes que entraron al país de forma irregular podría legalizar su estatus debido a las regulaciones internas de su país

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4