Casa Blanca, preocupada por "violencia" contra disidentes cubanos en Panamá

El presidente de EE UU, Barack Obama, llega a Panamá para la Cumbre de las Américas. (Cumbre de las Américas)
El presidente de EE UU, Barack Obama, llega a Panamá. (Cumbre de las Américas)

(EFE).- La Casa Blanca expresó este viernes su preocupación por la "violencia" contra disidentes cubanos en los incidentes ocurridos el miércoles en Panamá y sostuvo que es "incompatible" con el espíritu de diálogo de la Cumbre de las Américas, que se inaugura hoy.

El asesor adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, subrayó a los periodistas que la sociedad civil tiene "un papel fundamental" que desempeñar en esta Cumbre y que el presidente de EE UU, Barack Obama, hablará al respecto hoy en un foro en el que coincidirá con opositores cubanos y venezolanos, entre otros.

El Departamento de Estado ya condenó ayer los "ataques" contra representantes de la sociedad civil y manifestantes pacíficos que participan en la VII Cumbre de las Américas, y pidió que ese foro sea un espacio de tolerancia.

"Hemos sido muy claros en que vamos a seguir denunciando" las violaciones de derechos humanos y el uso de la violencia, tanto en Cuba como en todos los países donde eso se produzca, según argumentó Rhodes. A su juicio, la "violencia" e "intimidación" en este siglo "ya son suficientes" para tratar de reprimir a la sociedad civil.

"Hemos sido muy claros en que vamos a seguir denunciando las violaciones de derechos humanos y el uso de la violencia, tanto en Cuba como en todos los países donde eso se produzca"

Obama participará esta tarde en Panamá en el Foro de la Sociedad Civil, que reúne a disidentes cubanos y opositores venezolanos, entre otros, junto con los mandatarios de Uruguay, Tabaré Vázquez, y Costa Rica, Luis Guillermo Solís. El presidente estadounidense intervendrá en ese foro y también prevé dialogar con varios líderes de la sociedad civil, aunque la Casa Blanca no ha precisado con quiénes.

Ayer en Jamaica, durante un foro con jóvenes abierto a preguntas, Obama insistió en sus preocupaciones sobre la situación de los derechos humanos en Cuba, pero no aludió específicamente a los incidentes ocurridos entre funcionarios y grupos opositores cubanos este miércoles en Panamá, en vísperas de la Cumbre.

El rechazo de la delegación oficialista cubana a la presencia de disidentes en el Foro de la Sociedad Civil previa a la Cumbre de las Américas generó ayer nuevos problemas en ese evento, donde dos mesas de trabajo se dividieron en diferentes grupos para evitar problemas mayores.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1