Celebran el cumpleaños del Dalai Lama en China a pesar de la prohibición

Dalai Lama en 2012 durante una visita a la Universidad de Siracusa. (CC)
Dalai Lama en 2012 durante una visita a la Universidad de Siracusa. (CC)

(EFE).- El cumpleaños del Dalai Lama, a quien Pekín rechaza, fue celebrado por numerosos ciudadanos en el Tíbet y otras regiones de China a pesar de las restricciones que se viven en estas zonas tibetanas y después de la detención de monjes o la prohibición de eventos para conmemorar este aniversario.

En un comunicado, la organización Campaña Internacional por el Tíbet, informa este martes de múltiples celebraciones en la zona durante el 21 de junio, cumpleaños del Dalai según el calendario tibetano, y el 22 de junio, y que no han salido a la luz hasta ahora debido a las dificultades de obtener información sobre esta región, bajo fuerte control y cuya entrada está prohibida para periodistas.

Un gran número de tibetanos, dice la organización con sede en Washington, circularon alrededor de la antigua residencia del Dalai en la capital del Tíbet, Lhasa, el Palacio Potala, mientras cientos de personas organizaron un acto de conmemoración en un monasterio de la provincia occidental de Qinghai, limítrofe con el Tíbet.

De acuerdo a fuentes tibetanas contactadas por la organización, las autoridades no reprimieron las ceremonias para celebrar el cumpleaños del líder espiritual.

En Gansu, dos tibetanos fueron arrestados por organizar una carrera de caballos para celebrar el octogésimo cumpleaños del Dalai Lama"

No obstante, en Gansu, provincia noroccidental, dos tibetanos fueron arrestados por organizar una carrera de caballos para celebrar el octogésimo cumpleaños del Dalai Lama y otros tres monjes también fueron detenidos a principios de junio.

Según comentó a Efe Alistair Currie, responsable de comunicación de la organización Free Tibet, se ha registrado "mucha actividad de las autoridades centrada en monasterios en los últimos meses, incluido, arrestos de monjes sin ninguna razón".

Además, incide, las autoridades han enfatizado su intención de que los monasterios evidencien su "lealtad" a Pekín, en referencia a la orden emitida por las autoridades en el Tíbet en abril que precisaba que se evaluará el "patriotismo" de los monjes budistas y se instalarán banderas nacionales en estos centros religiosos.

El Tíbet es, junto a Xinjiang (noroeste, hogar de la minoría uigur), uno de los polvorines étnicos de China, y las autoridades comunistas acusan de las tensiones a los independentistas tibetanos, liderados por el Dalai Lama, exiliado en Dharamsala (India) desde 1959.

Los tibetanos, por su parte, denuncian las restricciones a su religión y cultura y el fuerte control que se vive en todas las zonas de esta etnia en China.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1