China invirtió 800 millones de dólares en firmas ecológicas foráneas en 2015

China Tianying negocia la compra de la alemana EEW Energy, que quema basura para obtener energía. (EEW)
China Tianying negocia la compra de la alemana EEW Energy, que quema basura para obtener energía. (EEW)

(EFE).- China invirtió en 2015 más de 800 millones de dólares en un total de 14 fusiones y adquisiciones de firmas medioambientales en el extranjero, sobre todo de tratamiento y gestión de residuos y de aguas residuales, y en parte también de energías renovables.

Según un informe que acaba de presentar la consultora shanghainesa especializada en fusiones transfronterizas, Morning Whistle, este creciente interés de China por acceder a tecnología y activos de este tipo de firmas viene tanto de compañías públicas como privadas, recoge este jueves el diario oficial Shanghai Daily.

Este creciente interés de China por acceder a tecnología y activos de este tipo de firmas viene tanto de compañías públicas como privadas

La extensión geográfica de estas acciones alcanzó regiones tan dispares como Europa, EE UU, Singapur y Nueva Zelanda, y siguen la estela de la compra que en 2014 hizo el grupo Beijing Capital de la mayor compañía neozelandesa de gestión de residuos, por la que pagó precisamente 800 millones de dólares.

Aquella fue también la mayor compra china en el sector hasta la fecha, aunque se espera que pueda ser superada si la incineradora de basuras China Tianying, de Shenzhen (sureste), culmina con éxito sus negociaciones para comprar la alemana EEW Energy, que las quema para obtener energía, y se valora en al menos el doble de esa cantidad.

En efecto, según la consultora shanghainesa, las compras y fusiones más típicas por parte de China están teniendo lugar, por ahora, entre líderes de mercado en países desarrollados, donde pueden contar con una rentabilidad más estable para su inversión, en un entorno legal fiable, para empezar a extenderse por el mundo.

Con todo, la mayoría de los compradores chinos prestan mucha atención a la rentabilidad y el potencial de crecimiento de las firmas extranjeras en las que invierten, ya que son conscientes de los riesgos de mercado de este sector, destacó también el informe.

Esto muestra además que, aunque en general están cada vez más interesadas en invertir en el extranjero, lo están haciendo de manera más racional y selectiva que hace unos años, añadió.

Desde el estallido de la crisis de 2008 China está muy atenta a las oportunidades de hacerse con valiosos activos en Occidente a precios impensables hace unos años, aunque pone cada vez más cuidado en no confundirlos con otras firmas extranjeras de menor calidad, comentó precisamente Yan Shengjun, presidente de China Tianying.

Desde el estallido de la crisis de 2008 China está muy atenta a las oportunidades de hacerse con valiosos activos en Occidente a precios impensables hace unos años

"Uno no puede comprar por comprar", insistió, y recordó que un buen acuerdo de adquisición o fusión tiene que encajar con la estrategia de negocio y la capacidad de gestión del comprador, y dar como resultado un mayor valor de las operaciones para ambas partes.

Los ingresos de las empresas de este sector que cotizan en China crecieron un 40 por ciento interanual en 2014, muy por encima del 28,8 por ciento que lo hicieron en 2013, según un reciente estudio de la corredora Huarong, aún no actualizado con las cifras de 2015.

La mayoría de estas firmas son relativamente pequeñas, por lo que hay bastante espacio para que crezcan o se fusionen entre ellas y se vayan consolidando en el mercado, lo que previsiblemente aumentará el número de compras y fusiones en el sector tanto dentro como fuera de China en los próximos años, predijo Huarong.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3