Un millón de brasileños toman las calles de Sao Paulo contra Rousseff

Miles de personas participan en una manifestación contra la presidenta brasileña, Dilma Rousseff en la playa de Copacabana en Río de Janeiro (EFE/Antonio Lacerda)
Miles de personas participan en una manifestación contra la presidenta brasileña, Dilma Rousseff en la playa de Copacabana en Río de Janeiro (EFE/Antonio Lacerda)

(EFE) Al menos un millón de brasileños tomaron hoy las calles de Sao Paulo en una gran manifestación contra la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, la más multitudinaria de la jornada de protestas convocadas este domingo en decenas de ciudades del país, según informó la Policía.

La manifestación tuvo lugar en la Avenida Paulista, una amplia vía de tres kilómetros en el centro comercial de Sao Paulo, y es ya una de las protestas más multitudinarias registradas en esta ciudad, la mayor de Brasil.

En Río de Janeiro, cientos de miles de personas protestaron hoy contra la presidenta brasileña, en el marco de una jornada de manifestaciones convocadas en todo el país.

La protesta de Río de Janeiro comenzó a las 09.30 hora local (12.30 GMT) en la playa de Copacabana y superó con creces las expectativas de público de los organizadores, que son grupos de ciudadanos opositores sin vínculo declarado con partidos políticos.

Los manifestantes corearon consignas contra Rousseff y el oficialista Partido de los Trabajadores (PT) y en rechazo de la corrupción.

"Fuera PT", "el PT robó" y "PT nunca más" fueron cánticos cantados en repetidas veces por los manifestantes, vestidos en su gran mayoría de amarillo y verde, los colores de la bandera brasileña.

Un orador fue muy aplaudido cuando afirmó que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva es el "jefe de la banda" de corruptos y cuando dijo que "hay que colocarlo en la cárcel".

Numerosos manifestantes portaban pancartas pidiendo que se inicie un juicio político a Rousseff

La gran mayoría de los manifestantes en Río pertenecía a las clases media y alta, un grupo que en las elecciones del pasado octubre votó en masa a la oposición.

Numerosos manifestantes portaban pancartas pidiendo que se inicie un juicio político a Rousseff, quien comenzó su segundo mandato el 1 de enero de 2015, con vistas a su destitución.

La popularidad de la presidenta se ha erosionado rápidamente por el escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, que ha salpicado a cerca de 50 políticos, en su mayoría oficialistas, y por las medidas de austeridad tomadas por su Gobierno para corregir el grave déficit que afecta a las cuentas públicas.

Un grupo de decenas de personas demandó una "intervención militar ya" e incluso llevó a la manifestación, a la playa de Copacabana, un "jeep" pintado de camuflaje, con un maniquí vestido de soldado, que fue recibido con aplausos por varios participantes de la marcha.

Además de Río de Janeiro, por la mañana se registraron manifestaciones multitudinarias, con decenas de miles de personas, en Brasilia, Belo Horizonte (Minas Gerais), Salvador (Bahía), Recife (Pernambuco) y otras capitales regionales del país.

Se espera que la marcha más multitudinaria de hoy tenga lugar en Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil y donde la oposición obtuvo sus mejores resultados en las elecciones del año pasado. 

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 12