Cientos de migrantes cubanos se quedan en Panamá por no tener los 805 dólares para viajar a México

Migrantes cubanos varados en Panamá aguardan para comprar su boleto hacia México. (Cortesía)
Migrantes cubanos varados en Panamá aguardan para comprar su boleto hacia México. (Cortesía)

Más de 300 migrantes cubanos no pueden pagar su pasaje a México o tienen solo una parte del dinero, reveló este viernes a 14ymedio una fuente del Gobierno panameño que pidió el anonimato. Los migrantes se encuentran en el albergue temporal que las autoridades habilitaron en Gualaca (provincia de Chiriquí), y hasta el momento no se ha decidido qué sucederá con ellos si no logran reunir los 805 dólares que la aereolínea panameña Copa les exige para llevarlos a Ciudad Juárez.

"Ya se ha ido la mayoría, solo nos hemos quedado los que no tenemos nada", comenta apesadumbrada Yuneisis Martell, una villaclareña que ha quedado varada en Panamá.

"No sé qué van a hacer con nosotros, el problema es que muchos de los que estamos aquí hemos perdido el dinero en el camino, con los asaltos, y lo que nos quedaba lo gastamos pagando la estadía y los alimentos en Paso Canoas" (frontera con Costa Rica).

En los últimos días, más de 1.000 connacionales han volado a Ciudad Juárez, o se encuentran en proceso de hacerlo, según fuentes del Servicio Nacional de Migración. El pasado lunes, el Estado panameño comenzó el traslado de los más de 3.800 cubanos que habían quedado varados en su territorio, como parte de un acuerdo con México.

Hasta el momento no se ha decidido qué sucederá con los migrantes que no logran reunir el dinero necesario para el pasaje

Xiegdel Candanedo, representante de la Pastoral Social de Cáritas en la provincia de Chiriquí, dijo a 14ymedio que la organización, perteneciente a la Iglesia católica, continuará apoyando a los cubanos. Según Candanedo, la pastoral hasta el momento ha donado alimentos, medicinas y ropa, colaborando así con el Servicio Nacional de Migración (Senafront) y el Servicio Nacional de Protección Civil (Senaproc).

Candanedo explicó que su organización "no está en condiciones de gastar miles de dólares para ayudar a los cubanos a llegar a Estados Unidos", aunque dice que al menos cuatro o cinco pasajes han sido sufragados por donantes privados a través de Cáritas. "Hoy mismo hemos conocido el caso de una familia que tiene los recursos para comprar los pasajes de los padres, pero necesita completar el pasaje del menor", aseveró.

Para Keila Ortega las horas no pasan en Gualaca. Cada vez se siente más desesperada al ver cómo sus compañeros van abandonando el local donde recibieron refugio, mientras ella se mantiene estancada allí. "Mis amigos me han dado la espalda y los que me pueden ayudar en estos momentos se encuentran en una situación muy difícil. Bastante han hecho ya".

La mujer teme que finalmente quede atrapada en Panamá. "Hay quien dice que los congresistas cubanoamericanos nos pueden ayudar, yo quisiera que quien lea esto recuerde que ellos también llegaron de Cuba en las mismas condiciones que nosotros y se les conmueva el corazón", comentó.

Un empresario de Miami se encuentra haciendo gestiones para colaborar con la ayuda a esos migrantes, aunque prefirió no hacer declaraciones hasta que no se concreten los planes.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3