Comienza la recta final en la primera parte de la serie de béisbol

Un campo de béisbol. (CC)
El Juego de las Estrellas tendrá lugar entre el 22 y el 23 de este mes en el Victoria de Girón de Matanzas. (CC)

Al comienzo de la última subserie de la primera etapa de esta temporada, Matanzas lleva ya varios días con su boleto garantizado para la segunda fase, en la que entrarán seis equipos: los que ocupen los cuatro primeros puestos y dos más que se definirán en el play off de comodines.

Cada victoria de los Cocodrilos es un nuevo récord para una primera ronda de 45 choques, pues en 40 juegos únicamente han perdido tres veces, ante Vegueros, Tigres y Leones. Tan fantástico paso se explica por la amplia superioridad de los números colectivos en bateo y pitcheo que van logrando los matanceros. Muchos aficionados ni siquiera aceptan considerarlos matanceros, pues tienen en el equipo a 18 atletas de otras provincias, lo que los convierte en un auténtico club nacional.

Esta racha ganadora será difícil de mantener en la segunda fase, donde los equipos, gracias a los refuerzos, cobran mayor consistencia y todos deben jugar bajo una gran presión, que para los Cocodrilos se incrementa porque, en los últimos años, con la llegada de Víctor Mesa, han hecho una magnífica temporada para caer al final sin alcanzar el oro.

Posiblemente fue una buena suerte para el equipo que Mesa no haya dirigido este año el equipo Cuba, así pudo concentrarse en el entrenamiento de sus muchachos, lo que muchos interpretan como principal causa del buen resultado actual.

Cada victoria de los Cocodrilos es un nuevo récord para una primera ronda de 45 choques, pues en 40 juegos únicamente han perdido tres veces

Hay momentos en los que parece ―por ejemplo, gracias a la televisión― que el único protagonista de este logro es Mesa, quien finalmente conseguirá el galardón que tanto se le ha resistido, como si el equipo fuera solo el medio que le ha servido para alcanzar su fin.

Nadie puede negar que él y su abultado equipo de dirección han hecho una labor extraordinaria, al margen de otros aspectos que resultan criticables, pero el protagonista innegable de cualquier proeza colectiva en el béisbol serán siempre los jugadores del equipo, no su director técnico.

Hay quienes opinan que el Matanzas, a pesar de sus legionarios, no es mejor, hombre por hombre, que Ciego de Ávila o Industriales, ni siquiera superior a su propia alineación de hace un par de series. Habría que reconocer entonces que están jugando bien a la pelota, entrando cada vez al terreno como si en ello les fuera la vida. Y, al cabo, incluso si este año tampoco ganaran, nadie podría quitarles a los matanceros todo lo que han disfrutado en este episodio deportivo.

La tabla de posiciones muestra ahora, luego de unos remotos Cocodrilos en la punta, que Ciego de Ávila se aferra al segundo puesto, seguido por Granma en tercero, Villa Clara, Holguín, Guantánamo, Isla de la Juventud, Camagüey, Industriales y Las Tunas. En el onceno, Pinar del Río se bate entre los que pelean por quedar entre los ocho primeros.

Hay momentos en los que parece ―por ejemplo, gracias a la televisión― que el único protagonista de este logro es Mesa

Debido a la amenaza del huracán Matthews sobre el oriente del país, el Instituto Nacional de Deporte y Recreación (Inder) ha acordado posponer los eventos previstos en esa región. Eso implica no celebrar las series Santiago de Cuba-Las Tunas y Granma-Guantánamo, que deberían tener lugar a partir de este domingo.

Las restantes serán Pinar del Río-Cienfuegos en el San Luis, Artemisa-Camagüey en el 26 de Julio, Industriales-Isla de la Juventud en el Labra, Mayabeque-Holguín en el Nelson Fernández, Matanzas-Sancti Spíritus en el Girón y Ciego de Ávila-Villa Clara en el Cepero.

El Juego de las Estrellas tendrá lugar entre el 22 y el 23 de este mes en el Victoria de Girón de Matanzas, y en los próximos años se anunciará la sede antes de que comience el campeonato, para que la provincia tenga tiempo de preparar el evento. El día 13 se darán a conocer los seleccionados.

La Serie del Caribe, por su parte, se efectuará entre el 1º y el 7 de febrero de 2017, en el estadio Bancomer de la ciudad mexicana de Culiacán, con los Tomateros como anfitriones. "Estamos trabajando para organizar el mejor torneo de la historia, que sin duda no estaría completo sin Cuba", dijo Omar Cañizales, presidente de la Liga Mexicana del Pacífico en visita a la Isla.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1