El Congreso de EE UU aprueba un proyecto de ley contra las transferencias de presos de Guantánamo

Interior de la prisión de Guantánamo, situada al sur de Cuba, en la Base Militar de EE UU
Interior de la prisión de Guantánamo, situada al sur de Cuba, en la Base Militar de EE UU

(EFE).- La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este jueves un proyecto de ley que priva de fondos y bloquea todas las transferencias de presos desde el penal de la Base Naval de Guantánamo, en el sudeste de Cuba.

El proyecto de ley fue aprobado con 244 votos a favor y 174 en contra, con un mayoritario apoyo republicano.

La propuesta, que seguramente será rechazada por el Senado y que el presidente, Barack Obama, ha prometido vetar, bloquea las transferencias tanto a Estados Unidos (puestas ya en suspenso por el Legislativo) como a terceros países.

La legislación se presenta un mes después de que la Casa Blanca anunciase la transferencia a los Emiratos Árabes Unidos de un grupo de quince detenidos que tenían el visto bueno del Gobierno desde hace años.

Obama, que desde 2008 ha prometido que cerrará la prisión para sospechosos de terrorismo que tiene en la base militar de Guantánamo, ha reducido la población carcelaria hasta los 61 detenidos, de los cuales 20 tienen el visto bueno para ser transferidos en cualquier momento.

Una vez se transfiera a todos aquellos detenidos que EE UU no considera un peligro, aún quedara un grupo que está pendiente de juicio o que se considera peligroso

El debate del proyecto de ley se dio un día después de que la Oficina del Director de Inteligencia revelara que en lo que va de la Presidencia de Obama nueve liberados de Guantánamo se han unido a grupos armados para combatir los intereses estadounidenses, un 5,6% de los 161 transferidos por la Administración Obama.

Su predecesor, el presidente George W. Bush, transfirió a 532, con un 21,2% de ellos sumándose a grupos insurgentes radicales una vez en libertad.

En rueda de prensa del jueves, el portavoz del Pentágono, Peter Cook, aseguró que el secretario de Defensa, Ash Carter, no considera aceptable un 5,6% de liberados que regresan a los grupos radicales y seguirá asegurándose en sus autorizaciones de transferencias de que se cumplen los requisitos para evitar estos hechos.

Una vez se transfiera a todos aquellos detenidos que EE UU no considera un peligro, aún quedara un grupo que está pendiente de juicio o que se considera peligroso, por lo que deberían ser internados en algún centro penitenciario en Estados Unidos.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1