Corea del Norte ensalza la importancia de la visita de su delegación al Sur

Pence dice que EE UU está dispuesto a hablar con Corea del Norte, según 'The Washington Post'

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, habla la hermana del líder norcoreano, Kim Yo-jong y el presidente honorífico de Corea del Norte, Kim Yong-nam, durante el concierto de este sábado en los Juegos Olímpicos. (EFE/EPA/YONHAP)
El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, habla con la hermana del líder norcoreano, Kim Yo-jong y el presidente honorífico de Corea del Norte, Kim Yong-nam, durante el concierto de este sábado en los Juegos Olímpicos. (EFE/EPA/YONHAP)

(EFE).- Los medios oficiales de Corea del Norte ensalzaron este lunes la importancia del histórico viaje realizado al Sur por una delegación que incluía a la hermana del líder Kim Jong-un y señalaron que esta visita allana el camino para la paz.

"El reciente viaje de la delegación de alto nivel ha supuesto una importante ocasión para mejorar las relaciones entre Norte y Sur, y para crear un ambiente propicio para la paz en la península de Corea", señala en un artículo publicado hoy el diario Rodong Sinmun, el principal periódico norcoreano.

El diario oficial del Partido de los Trabajadores valoró así la visita de tres días al Sur de la comitiva enviada por el hermético régimen al país vecino para asistir a la apertura de los Juegos Olímpicos de PyeongChang, y durante el cual también se celebró una reunión con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, entre otros actos.

La agencia estatal norcoreana KCNA señaló que el espectáculo fue "altamente aclamado" por el público local, en una nota informativa sobre el retorno de la delegación norcoreana

Kim Yo-jong, la hermana del líder Kim Jong-un, se convirtió así en el primer miembro de la dinastía Kim en viajar a Corea del Sur, y durante su encuentro con Moon le trasladó una invitación para que el jefe del Ejecutivo de Seúl se reúna en Pyongyang con el dictador norcoreano.

Kim Yo-jong y el presidente honorífico del Norte, Kim Yong-nam, quien encabezaba oficialmente la delegación, también presenciaron sentados junto al presidente surcoreano en la víspera el segundo concierto que ofreció en el Sur la orquesta norcoreana Samjiyon en un Teatro Nacional de Corea de Seúl con el aforo completo.

La agencia estatal norcoreana KCNA señaló que el espectáculo fue "altamente aclamado" por el público local, en una nota informativa sobre el retorno de la delegación norcoreana.

Antes del concierto del domingo, la hermana de Kim Jong-un y Kim Yong-nam almorzaron en Seúl con el primer ministro surcoreano, Lee Nak-yon, un encuentro que tuvo lugar con un ambiente "amistoso", según la KCNA.

El viaje de la representación norcoreana al Sur responde a los acuerdos alcanzados en enero entre las dos Coreas para que el Norte participara en los JJOO de Invierno que arrancaron el viernes en el condado surcoreano de PyeongChang.

De producirse la reunión intercoreana al máximo nivel en Pyongyang, sería la primera en una década, tras las dos celebradas en la capital del Norte los años 2000 y 2007

De producirse la reunión intercoreana al máximo nivel en Pyongyang, sería la primera en una década, tras las dos celebradas en la capital del Norte los años 2000 y 2007 durante el decenio de la llamada era de "la política del sol", que marcó la fase de mayor acercamiento hasta la fecha entre los dos países.

En estas cumbres participaron el fallecido líder y padre de Kim Jong-un, Kim Jong-il, y los también desaparecidos expresidentes del Sur, ambos liberales, Kim Dae-jung y Roh Tae-woo, respectivamente.

Por otra parte, en una entrevista a la vuelta desde Seúl a Washington, el vicepresidente de EE UU, Mike Pence, asegura al diario The Washington Post que su país está dispuesto a iniciar conversaciones con Corea del Norte, pero Corea del Sur liderara esos esfuerzos diplomáticos al inicio del proceso.

Esta idea es resultado de conversaciones que Pence mantuvo con el presidente del Corea del Sur, Moon Jae-in, en su reciente viaje a Asia, según el Post.

Pence declaró que dos "conversaciones sustanciales" con Moon han llevado a un acuerdo entre Seúl y Washington para lograr un "mayor compromiso" con Pyongyang, primero con la intervención de los surcoreanos y potencialmente, poco después, con la de Estados Unidos.

Pence describió la nueva posición de su Gobierno como "presión máxima y compromiso al mismo tiempo", lo que supone un cambio significativo con respecto a la postura anterior

Mientras el proceso diplomático prospera, EE UU y sus aliados seguirán imponiendo "elevadas y crecientes" sanciones al régimen de Kim Jong-un hasta que dé "pasos claros" hacia la desnuclearización, añadió.

La diferencia, ahora, es que el Gobierno de Donald Trump está dispuesto a sentarse y hablar con el régimen norcoreano mientras continúa su campaña de presión, según reveló el Post.

Pence describió la nueva posición de su Gobierno como "presión máxima y compromiso al mismo tiempo", lo que supone un cambio significativo con respecto a la postura anterior.

Hasta ahora, la estrategia de Washington era imponer la máxima presión a Pyongyang hasta que Kim Jong-un hiciera concesiones reales y, solo entonces, conversar directamente con el régimen.

"La idea es que no quitaremos la presión hasta que realmente estén haciendo algo significativo que consideremos que es un paso significativo hacia la desnuclearización", insistió Pence al Post.

"La idea es que no quitaremos la presión hasta que realmente estén haciendo algo significativo que consideremos que es un paso significativo hacia la desnuclearización"

"Entonces -continuó- la campaña de presión máxima continuará y se intensificará. Pero si quieren hablar, hablaremos".

Pence y Moon llegaron a este acuerdo el jueves durante una reunión bilateral que mantuvieron en la Casa Azul, la mansión presidencial surcoreana, y durante otro encuentro el sábado en las pruebas de patinaje de velocidad de los Juegos de Invierno de PyeongChang en el Ice Arena de Gangneung, según el diario.

Después de presenciar esas pruebas con Moon, el vicepresidente puso camino de vuelta a Estados Unidos.

Seúl ya estaba convencido de que el "deshielo olímpico" podía ayudar a que Pyongyang y Washington volvieran a la mesa de negociación tras un año marcado por las pruebas de armas del régimen y sus cruces de amenazas con el presidente Trump.

___________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4