Corea del Norte saca pecho al mostrar nuevo avance en su programa de misiles

El líder norcoreano Kim Jong-un observa la prueba del nuevo cohete. (KCNA)
El líder norcoreano Kim Jong-un observa la prueba del nuevo cohete. (KCNA)

(EFE).-  Corea  del  Norte  aseguró hoy haber probado con éxito combustible sólido para los motores de sus  misiles , un anuncio que ha generado alarma porque supone un peligroso  avance  en el  programa  armamentístico del régimen de Kim Jong-un.

El líder supremo supervisó personalmente este ensayo "de gran importancia histórica y estratégica" para el país, según la agencia estatal KCNA, que divulgó varias fotografías en las que se observa el motor despidiendo fuego sobre el banco de pruebas.

Kim Jong-un felicitó, según la agencia, a los científicos responsables del logro y afirmó que éste servirá para "infundir gran horror y terror en el corazón de los enemigos", en referencia a Estados Unidos y a  Corea  del Sur.

El comunicado subraya que los nuevos motores de combustible sólido de sus  misiles  permitirán "reforzar notablemente la capacidad militar" del Ejército Popular, uno de los más nutridos del mundo  al  superar el millón de tropas.

Los expertos consideran que el desarrollo de este tipo de motores puede suponer un importante paso adelante en el polémico  programa  de  misiles  de corto, medio y largo alcance de Pyongyang.

Llenar los tanques de los  misiles  con combustible líquido -tal y como  Corea  del  Norte  hace actualmente- requiere de un largo periodo de tiempo, por lo que los satélites extranjeros que sobrevuelan la península pueden captar la operación y ayudar a predecir así el futuro lanzamiento de un proyectil.

El combustible sólido permite cargar los proyectiles más rápido y mantenerlos durante largas temporadas almacenados en zonas difíciles de detectar, y listos para disparar

En cambio, el combustible sólido permite cargar los proyectiles más rápido y mantenerlos durante largas temporadas almacenados -por ejemplo, en silos subterráneos cuya localización es difícil detectar- y listos para disparar.

Así, el nuevo logro anunciado por  Corea  del  Norte  ha generado una fuerte alarma en la vecina  Corea  del Sur, país con el que permanece en situación de enfrentamiento técnico desde la Guerra de  Corea  (1950-53).

El Ministerio de Defensa surcoreano aseguró que gracias a los nuevos motores Pyongyang podría llevar a cabo lanzamientos de  misiles  "con más frecuencia", aunque evaluó que el país comunista todavía se encuentra en "una etapa temprana" del desarrollo de cohetes con combustible sólido.

En todo caso, las Fuerzas Armadas surcoreanas preparan medidas de respuesta, afirmó un portavoz de Defensa, ante lo que consideran una nueva "provocación" del régimen de Kim Jong-un en un clima marcado por la tensión y las amenazas mutuas entre ambos países en las últimas semanas.

De hecho, la presidenta de  Corea  del Sur, Park Geun-hye, ordenó hoy  al  gobierno incrementar el nivel de vigilancia y a las Fuerzas Armadas que se preparen para responder "de manera agresiva" a cualquier acción armada después de que  Corea  del  Norte  amenazara en la víspera con atacar la Casa Azul, residencia de la jefa de Estado de Seúl.

La tensión en la península coreana se ha venido intensificando desde que  Corea  del  Norte  llevara a cabo su cuarta prueba nuclear a principios de enero y el lanzamiento de un cohete espacial, considerado un ensayo de  misiles  encubierto, en febrero.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0