Denuncian acuerdo con Rusia para deportaciones exprés de refugiados norcoreanos

(EFE).- Una organización surcoreana de derechos humanos denunció este lunes un reciente acuerdo entre Corea del Norte y Rusia sobre inmigración ilegal que podría facilitar, asegura, las deportaciones rápidas de refugiados norcoreanos que escapan a través de la frontera rusa.

Ambos países firmaron en septiembre el tratado bilateral de 13 puntos según el cual todo individuo localizado tras cruzar la frontera sin la documentación adecuada deberá ser detenido, investigado y deportado en un plazo máximo de 30 días.

La ONG North Korea Strategy Center (NKSC) en Seúl denuncia que el acuerdo tiene como objeto las deserciones de ciudadanos norcoreanos a través de Rusia, ya que en los últimos años se han dado múltiples casos y, sin embargo, ni un solo ciudadano ruso ha emigrado ilegalmente a Corea del Norte.

"Este tratado implica que Rusia no reconoce a los norcoreanos como personas que huyen por una persecución política, lo que supone una violación de la Convención de Refugiados firmada por Moscú en 1993", indicó a Efe Katty Chi, representante de NKSC.

En la práctica el Gobierno ruso podrá rechazar más fácilmente las solicitudes de asilo de quienes huyen del país vecino por el hambre y la represión al considerarlos inmigrantes ilegales.

El acuerdo en teoría permite ofrecer asilo si se cree que el deportado puede ser "sometido a torturas, penas o tratos inhumanos o degradantes, pena de muerte o persecución", según uno de sus apartados.

Sin embargo, expertos creen que este punto es papel mojado, ya que la regularización de las deportaciones exprés eliminaría la posibilidad de que los fugitivos de Corea del Norte demuestren ante la justicia rusa su estatus de refugiados.

Rusia podrá rechazar más fácilmente las solicitudes de asilo de quienes huyen del país vecino por el hambre y la represión al considerarlos inmigrantes ilegales

El régimen de Kim Jong-un ha estrechado en los últimos años sus lazos económicos con Rusia y, en paralelo, ha redoblado esfuerzos para impedir que sus ciudadanos abandonen el país.

La inmensa mayoría de los norcoreanos que huyen lo hacen a través de China, país con el que Corea del Norte comparte 1.500 kilómetros de frontera, mientras la línea de demarcación con Rusia apenas se extiende por 19 kilómetros.

Cada año miles de ciudadanos escapan de Corea del Norte con la esperanza de refugiarse en un tercer país, y aquellos que son capturados y deportados se enfrentan a torturas, campos de trabajo e incluso la muerte a manos de las autoridades de este Estado totalitario, según denuncian organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos.

La UE prepara junto a Japón una resolución para tratar de que la ONU remita próximamente a la Corte Penal Internacional (CPI) las violaciones de los derechos humanos en Corea del Norte, entre ellas las sufridas por los refugiados del país.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1