CIDH expresa preocupación por el trato a inmigrantes cubanos en Ecuador

El segundo grupo de migrantes cubanos deportados. (Ministerio de Interior de Ecuador)
El segundo grupo de migrantes cubanos deportados. (Ministerio de Interior de Ecuador)

(EFE).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó este martes su “preocupación ante el presunto desalojo y detención arbitraria” de inmigrantes en Ecuador, la mayoría de ellos de nacionalidad cubana.

La institución, un órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), denunció la “presunta deportación de 121 personas inmigrantes de nacionalidad cubana” en un comunicado.

Cerca de 150 personas fueron desalojadas de un campamento por la Policía Nacional de Ecuador en un control migratorio el 6 de julio pasado, de acuerdo con el informe policial mencionado por la CIDH, en el que este organismo observa algunas irregularidades.

La Policía irrumpió en ese alojamiento localizado en un parque de la ciudad de Quito sin previo aviso y varias personas expresaron que fueron víctimas de agresiones físicas y psicológicas, así como de la confiscación de sus bienes.

En este operativo se vieron involucrados menores, mujeres embarazadas y adultos mayores, que fueron detenidas y trasladadas a una unidad penal y un centro de detención migratoria.

La Comisión expresó su “preocupación” porque el Estado ecuatoriano haga “uso de forma automática de la detención migratoria, sin antes recurrir a medidas alternativas”

Como resultado de esta redada, se calcula que 121 cubanos fueron devueltos a su país de origen en tres fases el 9, 11 y 13 de julio.

Los inmigrantes que evitaron la deportación fueron los que, en los juicios que estudiaron sus casos, durante los dos días inmediatamente siguientes a la redada, justificaron su permanencia regular en Ecuador.

Ocho personas alegaron responsabilidades familiares por tener hijos a su cargo y otras 22 personas justificaron su permanencia legal en el Ecuador.

Sin embargo, entre los 121 que fueron devueltos a Cuba “se habrían ordenado deportaciones de solicitantes de asilo y refugiados”, según señala la CIDH citando “varias fuentes”.

La Comisión expresó su “preocupación” porque el Estado ecuatoriano haga “uso de forma automática de la detención migratoria, sin antes recurrir a medidas alternativas” y porque la Justicia no sea suficientemente “independiente”.

La CIDH pidió al Gobierno de Ecuador que adopte “todas las medidas que sean necesarias” para garantizar el derecho a la libertad, la integridad personal, el debido proceso, la protección judicial, el derecho a solicitar y recibir asilo, el principio de no devolución y a la unidad familiar, enumeró en el comunicado.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1