EE UU y Cuba quieren acelerar su cooperación antes de que Obama deje el poder

Delegaciones de Cuba y Estados Unidos discuten acuerdos de cooperación. (EFE)
Delegaciones de Cuba y Estados Unidos discuten acuerdos de cooperación. (EFE)

(EFE).- La inminente salida de Barack Obama de la Casa Blanca, y el excepticismo que rodea a quién sería el próximo presidente de los Estados Unidos, están acelerando las conversaciones entre EE UU y Cuba.

La llegada de Hillary Clinton significaría la continuidad de las negociaciones. Lo que suceda tras la llegada de Trump, no es garantía de "diálogo".

Al menos eso es lo que opinan algunos analistas, luego que ambas naciones acordaran hoy coordinar "siete visitas de alto nivel" en las próximas semanas y confían en completar seis acuerdos bilaterales más antes de 2017, con el fin de avanzar lo máximo posible en la normalización de sus relaciones antes de que el presidente Barack Obama deje el poder en enero.

Así lo indicó la directora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal, después de la cuarta reunión de la Comisión Bilateral entre los dos países para impulsar la normalización de sus relaciones diplomáticas, celebrada en Washington.

"Entre octubre y diciembre de 2016 tenemos previsto realizar visitas de alto nivel entre Cuba y EE UU, en ambas direcciones, realizar una decena de diálogos y reuniones a nivel técnico sobre temas de interés común y adoptar los seis acuerdos, si es posible, que estamos negociando", dijo Vidal en una sesión de preguntas y respuestas a través de la red social Twitter.

Las dos delegaciones hablaron de su "deseo compartido de lograr todos los avances que sean posibles antes de que acabe este año"

Los seis acuerdos abordan "áreas como aplicación y cumplimiento de la ley, cooperación en monitoreo sísmico, intercambio de información meteorológica, áreas marinas protegidas, búsqueda y salvamento y respuesta a derrames de hidrocarburos en el Golfo de México y el estrecho de Florida", precisó la funcionaria cubana.

Esos pactos se sumarían a los "doce" que las dos naciones han alcanzado desde que restablecieron sus relaciones diplomáticas a raíz del histórico anuncio de los presidentes Barack Obama y Raúl Castro, el 17 de diciembre de 2014.

En la reunión de hoy, celebrada en el Departamento de Estado, EE UU y Cuba decidieron "coordinar siete visitas de alto nivel para las próximas cinco semanas" en ambos sentidos, y "realizar una decena de encuentros técnicos sobre temas de interés común y diálogos sobre aspectos bilaterales y multilaterales", apuntó Vidal.

Las dos delegaciones hablaron de su "deseo compartido de lograr todos los avances que sean posibles antes de que acabe este año", señaló en un comunicado el Departamento de Estado.

La delegación estadounidense estuvo encabezada por la secretaría de Estado adjunta para Latinoamérica, Mari Carmen Aponte, y en ella también participó Jeffrey DeLaurentis, el actual jefe de la misión de EE UU en La Habana y que fue propuesto esta semana por Obama como embajador en la isla.

En diciembre tendrá lugar en La Habana "la quinta y última reunión de la comisión bilateral correspondiente al Gobierno del presidente Obama", explicó Vidal, quien encabezó la delegación cubana, completada por el embajador de Cuba en EE UU, José Ramón Cabañas.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 12