Cuba autoriza a la empresa Unilever a instalarse en la Zona Especial de Mariel

El grupo tiene una facturación anual de 50.000 millones de euros. (Unilever)
El grupo tiene una facturación anual de 50.000 millones de euros. (Unilever)

(EFE).- La compañía anglo-holandesa Unilever ha recibido autorización del Gobierno de Cuba para instalar una empresa mixta asociada a la cubana Intersuchel en la Zona Especial de Desarrollo del puerto de Mariel (ZEDM) con una inversión superior a los 35 millones de dólares, anunciaron este lunes sus promotores.

Ejecutivos de Unilever e Intersuchel dijeron que la nueva empresa comenzará a producir a finales de 2017 y que colocará en el mercado cubano categorías de productos de cuidado personal y del hogar, con una línea de marcas que tienen presencia internacional como los cosméticos y la perfumería Sedal, Lux, Rexona, Omo y Close-up.

El anuncio de su creación tuvo lugar en coincidencia con la visita a Cuba de la ministra de Comercio Exterior y Cooperación al Desarrollo de los Países Bajos (Holanda, Curazao, Aruba y San Martín), Lilianna Ploumen, quien expresó que Unilever ha tomado la delantera a otras empresas holandesas con su presencia en Mariel.

Ploumen, quien llegó la víspera a la isla acompañada de un misión con representantes de 77 empresas holandesas, se manifestó confiada en que otras firmas de su país "puedan instalarse y hacer negocios con socios cubanos".

En esta nueva asociación, Unilever, que estuvo presente en Cuba hasta 2012 y ahora regresa, aporta el 60% del capital, mientras el 40% restante va a cuenta de la cubana Intersuchel.

Además de la ministra holandesa, al acto de notificación de la nueva empresa asistieron la directora general de la Oficina de la ZEDM, Ana Teresa Igarza, el presidente de Unilever México y Caribe, Fabio Prado, el titular de Intersuchel, Pedro Fraga, y el embajador de los Países Bajos en Cuba, Norbert Braakhuis.

La empresa aporta el 60% del capital, mientras el 40% restante va a cuenta de la cubana Intersuchel

Fabio Prado dijo que están "muy satisfechos" de volver a Cuba, país con el que Unilever tiene una relación que data de 1994 y señaló que con su regreso la empresa quiere aprovechar las oportunidades que ofrece la Zona Especial de Desarrollo de Mariel, proyecto en construcción.

El directivo señaló que el propósito de Unilever es "estimular la economía" de la Isla con la creación de 300 empleos directos y la introducción en el mercado cubano de marcas de renombre internacional.

El Grupo Unilever tiene una facturación anual de 50.000 millones de euros (equivalentes a 54.410 millones de dólares), está presente en 190 países y cuenta con 300 marcas registradas.

Esta empresa holandesa-cubana es el noveno proyecto autorizado por el gobierno de Cuba a instalarse en la Zona de Mariel, un centro empresarial y megapuerto mercante que ofrece condiciones ventajosas para la instalación de compañías de capital extranjero.

De los otros ocho proyectos ya aprobados, cinco son de capital 100% extranjero; una empresa cubana que prestará servicios logísticos dentro del Mariel; la empresa mixta cubano-brasileña de producción de cigarrillos Brascuba y el contrato de administración de la terminal de contenedores para la compañía de Singapur PSA.

Los cinco proyectos de capital foráneo son para las empresas mexicanas Richmeat, de producción de cárnicos, y Devox Caribe, de fabricación de pinturas; la española ProFood, que produce alimentos y bebidas para hoteles; y otros dos, uno de logística y otro de desarrollo tecnológico para la compañía belga BDC.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 26

14ymedio