Cuba denuncia "injerencia imperialista" en Venezuela para "destruir la revolución bolivariana"

Intervención del Canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, en el Debate General de la Asamblea General de Naciones Unidas. (@Minrex)
Intervención del Canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, en el Debate General de la Asamblea General de Naciones Unidas. (@Minrex)

(EFE).- Cuba dejó claro en la ONU su respaldo al Gobierno de Venezuela, que dijo está siendo víctima de una "injerencia imperialista y oligárquica", según denunció en la tercera jornada del debate de alto nivel de la Asamblea General.

Si el año pasado Cuba estuvo representado por primera vez por el presidente Raúl Castro, esta vez La Habana envió al ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, la figura que en los últimos años ha venido defendiendo a ese país ante la Asamblea General.

"Continuaremos respaldando al Gobierno y al pueblo venezolanos, a la unión cívico-militar y al presidente constitucional Nicolás Maduro, en la defensa de su soberanía y autodeterminación", afirmó ante la Asamblea General el canciller Rodríguez.

Según el ministro cubano, esa injerencia busca "destruir la revolución bolivariana y chavista para apropiarse de las reservas petroleras y revertir las enormes conquistas sociales alcanzadas".

Para el canciller, esa injerencia busca "destruir la revolución bolivariana y chavista para apropiarse de las reservas petroleras y revertir las enormes conquistas sociales alcanzadas"

Rodríguez se dirigió a la ONU en la sesión vespertina del debate de la Asamblea General, cuando se esperaba también a la ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, pero su intervención, en principio, ha quedado aplazada para este viernes.

El Gobierno de Caracas también recibió además el respaldo del presidente boliviano, Evo Morales, quien, por segundo día consecutivo, utilizó la ONU para lanzar fuertes críticas contra el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Almagro, que ha venido criticando las violaciones a los derechos políticos en Venezuela y ha calificado su régimen político como una "tiranía", fue acusado por Evo Morales de ser un "portavoz o capataz de al servicio de Estados Unidos".

Ya se había expresado en términos parecidos Evo Morales en su intervención del miércoles ante la Asamblea General, y hoy reiteró que Almagro defiende una "visión capitalista e intervencionista totalmente ligada" a las políticas de Estados Unidos.

La jornada de este jueves en la Asamblea General de la ONU estuvo centrada en las intervenciones que, con pocos minutos de diferencia, tuvieron el líder palestino, Mahmud Abás, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Abás y Netanyahu se cruzaron reproches con una dialéctica que es mal augurio para cualquier intento de reconducir por medio del diálogo el conflicto que enfrenta a israelíes y palestinos.

El líder palestino criticó a Israel la política de asentamientos en territorios palestinos, que, según Abás, "destruirá cualquier posibilidad y esperanza que puedan quedar para una solución de dos estados con base a las fronteras de 1967".

Y, en su turno, el primer ministro israelí restó importancia a las colonias y rechazó que sean la causa del conflicto. "Este conflicto siempre ha sido sobre la existencia de un Estado judío, sean cuales sean sus fronteras", afirmó Netanyahu.

Entrando ya en la fase final de los debates de alto nivel de la Asamblea General, que se extenderán hasta el lunes próximo, hoy le tocó estrenarse en este foro al presidente guatemalteco, Jimmy Morales, que asumió el poder en enero pasado.

Para este viernes, se esperan las intervenciones de, entre una treintena de naciones, Venezuela, Nicaragua y Rusia

Morales trajo a la ONU un mensaje de certidumbre para que la comunidad internacional confíe en la limpieza democrática del proceso que derivó en la renuncia presidencial de Otto Pérez Molina, acusado de dirigir una millonaria red de corrupción.

El año de 2015 "marcó un cambio en la ruta de la historia de Guatemala", afirmó Morales, y recordó que el pueblo de su país "manifestó su profundo malestar con las autoridades del Estado que traicionaron la Constitución".

Después de las manifestaciones populares, "durante cinco meses consecutivos, el estado de derecho es ahora ciertamente más vigoroso que hace un año en nuestro país", añadió el presidente guatemalteco.

Para este viernes, y a no ser que haya cambios a última hora, se esperan las intervenciones de, entre una treintena de naciones, Venezuela, Nicaragua y Rusia, esta última representada por su ministro de Exteriores, Sergery Lavrov.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 21