Las Damas de Blanco ya tienen calle en Miami

La placa identifica a la calle 9 a la altura de la 30 avenida como Damas de Blanco Way.
La placa identifica a la calle 9 a la altura de la 30 avenida como Damas de Blanco Way.

La ciudad de Miami bautizó una calle de la Pequeña Habana con el nombre del movimiento disidente cubano Damas de Blanco para honrar a las mujeres que desde 2003 marchan cada domingo para reclamar la libertad de los presos políticos en Cuba.

Berta Soler, líder del movimiento femenino develó la placa que identifica a la calle 9 a la altura de la 30 avenida como Damas de Blanco Way.

"Estamos muy orgullosas, muy sorprendidas, conmovidas y agradecidas", dijo Soler, que considera a la ciudad de Miami la segunda casa de su movimiento.

"No estamos solas. Ese es el mensaje que le envían a la mafia de los Castro con este gesto", dijo Soler en el acto de inauguración. El movimiento vive un momento muy delicado con el aumento de la represión en su contra que le impide llegar a Quinta Avenida, en La Habana, donde realizaban sus emblemáticas marchas.

"Cuando no nos ven en la Quinta Avenida no es porque las Damas de Blanco se han retirado, sino porque el régimen cubano, ese régimen mafioso, no nos permite llegar allí"

"Hacemos el intento cada domingo de llegar a Quinta Avenida. Nuestra casa no es calabozo. Cuando no nos ven en la Quinta Avenida no es porque las Damas de Blanco se han retirado, sino porque el régimen cubano, ese régimen mafioso, no nos permite llegar allí", explicó.

Soler considera que hay un empeoramiento de la represión hacia los disidentes y que cada domingo son arrastradas y golpeadas.

"Nos ponen junto a presos comunes, somos esposadas, nos niegan incluso el alimento y somos víctimas de vejaciones", dijo Soler, quien ha denunciado incluso mordidas por parte de las agentes de la Seguridad del Estado.

La líder disidente cubana, que dijo estar confiada en la justicia de sus planteamientos, expresó su preocupación por cinco damas que se encuentran en prisión por protestar pacíficamente.

"Estamos buscando la libertad que hace casi seis décadas el régimen cubano le robó al pueblo de Cuba", agregó.

El alcalde de la ciudad de Miami, Tomás Regalado, explicó que el bautizo de esta calle, así como la entrega de las llaves de la ciudad, que le fueron otorgadas a las Damas de Blanco hace un mes, envían un mensaje de solidaridad a la oposición interna en Cuba.

"Tienen las llaves de Miami, una calle nombrada con su nombre y el corazón de esta ciudad también lo tienen", dijo Regalado.

"Ustedes son la vanguardia de la oposición", añadió antes de explicar la elección de la arteria designada con el nombre del movimiento opositor. "Está en la Pequeña Habana, un lugar donde viven muchos de los que el régimen cubano ha desarraigado", dijo.

Francis Suárez, Comisionado del Distrito y artífice, junto a la Dama de Blanco exiliada María Elena Alpizar, agradeció a las representantes del movimiento por su presencia y les manifestó todo el apoyo del Gobierno local, expresado en la unanimidad con la que votaron por el nombramiento de la calle.

"Como dijo Laura (Pollán) mientras haya presos políticos, habrá Damas de Blanco en Cuba"

Alpizar, vicepresidenta de las Damas de Blanco en el Exilio y vocera de la organización, dijo estar orgullosa con el nombramiento y recordó los primeros pasos del movimiento, cuando Fidel Castro ordenó el encarcelamiento de 75 disidentes con altísimas penas de cárcel. La Iglesia Católica medió en el proceso de excarcelación y salida del país de muchos de los presos, lo que fue considerado "un destierro" por algunos de los opositores.

"Le pusimos Damas por el abolengo patriótico de las tradiciones mambisas de nuestro pueblo y de Blanco, por la pureza de las intenciones", agregó.

Doria Leal, cofundadora del movimiento es una de las que salió con su esposo del país. Residente en Miami, hoy se dice orgullosa del legado de las Damas en Cuba. "Fuimos sacadas de Cuba, pero apoyamos a las que quedan en la Isla. No nos dejan volver más a nuestro país. Es algo horrible", añadió.

"Estamos muy orgullosas, porque cuando nos expulsaron de Cuba otras tomaron la bandera de las Damas de Blanco y continuaron luchando. Como dijo Laura (Pollán) mientras haya presos políticos, habrá Damas de Blanco en Cuba".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 24