Los datos sobre el espionaje a Trump venían de la Casa Blanca, según el NYT

Trump y Xi Jinping mantuvieron una conversación telefónica que ambas partes han calificado de "larga" y "extremadamente cordial". (White House)
Pese a las múltiples peticiones de congresistas demócratas para que Nunes se inhiba de las investigaciones del comité de inteligencia que indaga las conexiones entre Trump y Rusia. (White House)

(EFE).- La información sobre las supuestas escuchas telefónicas de Donald Trump antes de que se convirtiera en presidente, difundida la semana pasada por el congresista republicano Devin Nunes, provenía de dos funcionarios de la Casa Blanca, según The New York Times.

Esta nueva información revelada el 30 de marzo por el diario ahonda en las polémicas acciones de Nunes, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, quien ha recibido en los últimos días numerosas críticas por su supuesta falta de imparcialidad.

Nunes se ha visto envuelto en una creciente polémica desde que la semana pasada acudiera a Trump y luego a la prensa para informar sobre la posibilidad de que las comunicaciones del ahora gobernante hubieran sido interceptadas de manera indirecta, mientras se espiaba a otras personas cumpliendo una orden judicial.

El legislador, sin embargo, no reveló de dónde obtuvo esa información y solo dijo que había recibido datos de una fuente anónima con la que se había reunido dentro del complejo de la Casa Blanca, una acción que ha despertado dudas sobre su independencia.

El legislador, sin embargo, no reveló de dónde obtuvo esa información y solo dijo que había recibido datos de una fuente anónima con la que se había reunido dentro del complejo de la Casa Blanca

Según el Times, varias fuentes oficiales le han confirmado que estas dos fuentes de Nunes presuntamente son Ezra Cohen-Watnick, director de inteligencia del Consejo Nacional de Seguridad, y Michael Ellis, abogado en materia de seguridad nacional de la Casa Blanca.

Al ser consultado al respecto, el portavoz presidencial, Sean Spicer, evitó referirse explícitamente a esas informaciones sobre la identidad de las dos personas que, según el Times, proporcionaron la información a Nunes.

Spicer recordó, no obstante, que la Administración de Donald Trump no está “obsesionada” con el proceso, como cree está la prensa, “sino con la sustancia” de las denuncias sobre las escuchas telefónicas.

Pese a las múltiples peticiones de congresistas demócratas para que Nunes se inhiba de las investigaciones del comité de inteligencia que indaga las conexiones entre Trump y Rusia, que le acusan de falta de imparcialidad e independencia, el legislador se ha negado al no ver razón para ello.

Nunes trabajó estrechamente con el equipo de Trump durante la etapa de transición, hasta que el magnate tomó posesión como presidente, el pasado 20 de enero.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 24