Dominicana inaugura la Asamblea OEA con un mensaje de apoyo al diálogo en Venezuela

Inauguración de la 46 Asamblea de la OEA en Santo Domingo. (@OEA_oficial)
Inauguración de la 46 Asamblea de la OEA en Santo Domingo. (@OEA_oficial)

(EFE).- El presidente de República Dominicana, Danilo Medina, inauguró este lunes la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) con un mensaje de apoyo al diálogo en Venezuela y una llamada a que el organismo pida perdón por el apoyo a la invasión estadounidense de 1965 en su país.

"Nos preocupa el momento por el cual esta pasando el pueblo venezolano. En ese sentido apoyamos sin reservas todas las iniciativas de diálogo que conduzcan, con apego a la Constitución y el pleno respeto a los derechos humanos, a la resolución de la efectiva diferencia entre los sectores políticos", dijo Medina en el discurso de apertura de la Asamblea.

"En especial respaldamos la iniciativa puesta en marcha en nuestro país por Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) con el concurso de los ex presidentes Jose Luis Rodríguez Zapatero de España, Leonel Fernandez de República Dominicana y Martín Torrijos de Panamá para la reapertura de un diálogo efectivo entre el Gobierno venezolano y los sectores de oposición", agregó.

Venezuela, cuya crisis social y política es el tema de mayor preocupación en el continente, fue así protagonista de buena parte de la intervención inaugural de Medina como anfitrión del encuentro anual de máximo nivel de la OEA, que reúne a los cancilleres de los 34 Estados miembros (todos los americanos menos Cuba).

"Deseamos efectivamente que Venezuela avance por el camino de la paz y de la institucionalidad, de la misma forma que queremos una OEA que sea promotora de la institucionalidad democrática en todo el continente"

"Deseamos efectivamente que Venezuela avance por el camino de la paz y de la institucionalidad, de la misma forma que queremos una OEA que sea promotora de la institucionalidad democrática en todo el continente", sostuvo Medina.

"Pero para que esta organización pueda jugar ese papel tan vital en nuestro futuro es necesario también que volvamos la vista con actitud reflexiva y autocrítica hacia el pasado de la propia OEA. Debemos afrontar sin miedo los errores del pasado para asegurar que estos nunca más se repitan en el futuro", añadió.

Con estas palabras, Medina dio paso al otro mensaje que centró su discurso, la petición de que la OEA "salde su deuda histórica" con su país y "apruebe una resolución de desagravio" por su "desempeño en la intervención estadounidense de 1965".

"Esta es una herida abierta para muchos que solo podrá sanar con el reconocimiento de lo sucedido por parte de la OEA y la remisión de perdón que merece nuestra ciudadanía", afirmó entre fuertes aplausos y con buena parte de los asistentes en pie.

El pasado 18 de agosto, Almagro deploró los actos de la organización interamericana que "validaron" en 1965 la invasión estadounidense de República Dominicana en su primera visita al país como secretario general.

El titular de la OEA, que este lunes intervino antes de Medina y no hizo ninguna mención al tema, afirmó entonces que "la historia condena a la OEA por esas víctimas y esste pasado condena a la OEA por haber intervenido torciendo la historia y el destino político soberano" de la República Dominicana.

Medina no hizo ninguna alusión a esas palabras de Almagro e hizo un llamamiento claro a todos los países de la OEA.

"En nombre del pueblo dominicano y del mío propio propongo a todos ustedes que durante este periodo ordinario de sesiones se apruebe una resolución de desagravio a la República Dominicana por el desempeño de la OEA en la intervención", dijo.

Con este discurso, Medina abrió la Asamblea OEA en una ceremonia de gala en el Teatro Nacional de Santo Domingo junto al secretario general de la organización, Luis Almagro, y a los cancilleres y altos representantes de los 34 Estados miembros.

Almagro deploró los actos de la organización interamericana que "validaron" en 1965 la invasión estadounidense de República Dominicana

"Los invito a consolidar a la OEA como una organización guiada por principios y una visión compartida en materia de democracia, derechos humanos, seguridad multidimensional y desarrollo integral", llamó Almagro en su intervención.

"Recorramos juntos el camino que va de la letra escrita a la acción. Juntemos dichos y hechos y coloquemos entonces a la OEA cada vez más cerca de la gente", agregó.

La Asamblea de la OEA, su cita anual de máximo nivel, inicia su agenda de trabajo el martes y concluye el miércoles, con un nutrido programa centrado en el tema oficial del "Fortalecimiento institucional para el desarrollo sostenible", propuesto por el representante de la República Dominicana, pero con la crisis de Venezuela en el centro de todas las miradas.

El encuentro también deberá dar respuesta la crisis financiera de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), órgano autónomo de la OEA, que tendrá que despedir al 40% de su personal (30 personas) y suspender labores clave si no recibe antes del 15 de junio -último día de la Asamblea- los dos millones de dólares que le faltan este año para cumplir mínimamente con sus funciones.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2