Se ahorrarían 2.450 millones de dólares de no acoger a los cubanos como refugiados, según un informe

El congresista republicano estadounidense Carlos Curbelo. (Wikicommons)
El congresista republicano estadounidense Carlos Curbelo. (Wikicommons)

El Gobierno de EE UU ahorraría 2.450 millones de dólares en un plazo de 10 años si los cubanos recién llegados no fueran tratados automáticamente como refugiados y por tanto merecedores de cupones de alimentos y otros programas de asistencia, según un informe de la Oficina del Presupuesto Congresional ( CBO), citado por El Nuevo Herald.

El estudio, que analizó las propuestas legislativas del representante federal Carlos Curbelo y del senador Marco Rubio, calcula que el ahorro se situaría alrededor de 1.050 millones de dólares entre 2017 y 2021, a los que se sumarían otros 1.400 millones de 2022 a 2027.

Curbelo y Rubio, ambos republicanos cubanoamericanos, promueven un proyecto de ley para modificar la Ley de Ajuste Cubano, con el objetivo de que sean los cubanos perseguidos políticamente los que realmente obtengan los beneficios de la normativa.

"Durante demasiado tiempo se ha abusado de la generosidad de Estados Unidos, y esta proyección de la CBO subraya la importancia de conseguir la aprobación de la Ley de Oportunidad de Trabajo a Cubanos Inmigrantes tan pronto como sea posible", explicó Curbelo. "Juntos nos aseguraremos de que nuestro país continúe siendo un refugio seguro para las víctimas de la persecución de [Raúl] Castro, y al mismo tiempo protegeremos a los contribuyentes estadounidenses".

"El pueblo estadounidense es un pueblo generoso, pero aquellos que están abusando de los beneficios existentes para los refugiados cubanos están tomando por tontos a los contribuyentes estadounidenses, y tenemos que acabar con estos abusos", aseguró Rubio en un comunicado el pasado miércoles.

Pese a contar con el apoyo de otros cubanoamericanos en el Congreso, la propuesta ha sido criticada por sus detractores por ser un intento de los cubanoamericanos ya establecidos de perjudicar a los cubanos recién llegados.

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y EE UU ha suscitado el temor a que se eliminen las ventajas migratorias a los cubanos, propiciando, según expertos en inmigración, un nuevo éxodo de la Isla. En los primeros cuatros meses de este año, más de 35.000 cubanos han cruzado la frontera o llegado a aeropuertos internacionales de EE UU.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 89