EE UU y aliados árabes bombardean la capital yihadista en Siria

Jordania, Baréin, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí confirman su participación en la misión

(EFE).- Estados Unidos y "naciones aliadas" iniciaron este lunes la ofensiva de ataques aéreos contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria anunciada hace trece días por el presidente estadounidense, Barack Obama. Jordania, Baréin, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí confirmaron su participación en la misión. 

Un portavoz del Departamento de Defensa, el contralmirante John Kirby, informó que se está "usando una combinación de cazas, bombarderos y misiles Tomahawk" a través de un breve comunicado en el que no se detalló más información "dado que la operación está en marcha".

Fuentes oficiales citadas por The Washington Post y The New York Times precisaron que en la operación está involucrado también Qatar.

Los bombardeos tienen lugar en la capital de facto del Estado Islámico en Siria, Raqqa, y su objetivo son una veintena de puntos estratégicos de los yihadistas, entre ellos campos de entrenamiento, arsenales y puestos de control.

Con el inicio de los ataques en Siria ya están en marcha todas las operaciones de la ofensiva contra el EI anunciadas por Obama en un solemne discurso a la nación el pasado 10 de septiembre.

El presidente estadounidense se había resistido hasta este mes a atacar en Siria, donde hace un año se negó a intervenir contra el régimen de Bachar al Asad por el uso de armas químicas. El avance en los últimos meses del EI han obligado a Obama a lanzar una nueva operación militar en Oriente Medio. No obstante, el presidente ha insistido en que no habrá despliegue de tropas terrestres y la operación no será un nuevo Irak ni un nuevo Afganistán, guerras a las que prometió poner fin cuando asumió la Presidencia.

El día 15, Estados Unidos lanzó el primer ataque contra el EI cerca de Bagdad en el marco de la ampliación de su ofensiva en Irak con el envío de 475 militares más, una cifra que completa un total de más de 1.600 desde el inicio de los ataques aéreos en ese país el pasado 8 de agosto.

Tres días después, el Congreso estadounidense autorizó el armamento de los rebeldes sirios que luchan contra el Estado Islámico, un "elemento clave" para Obama en su estrategia para frenar al grupo yihadista.

Estados Unidos continúa construyendo una coalición lo más amplia posible de países para vencer a los yihadistas porque una de las líneas rojas de Obama es que EE UU, a diferencia de lo ocurrido en los años de Bush, no actúe en solitario.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 20