EE UU impone sanciones al presidente del Supremo venezolano y a siete jueces

La oposición convoca para este sábado, día 50 de las protestas, una gran marcha

Henrique Capriles denuncia que no pudo viajar porque su pasaporte fue retenido por funcionarios de inmigración en el aeropuerto de Caracas

La policía disuelve una marcha en Caracas contra el Gobierno de Nicolás Maduro. (@unidadvenezuela)
La policía disuelve una marcha en Caracas contra el Gobierno de Nicolás Maduro. (@unidadvenezuela)

(con información de agencias).  -Estados Unidos impuso este jueves sanciones al presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, Maikel Moreno, y otros siete jueces por "usurpar la autoridad" de la Asamblea Nacional, y pidió al mandatario venezolano, Nicolás Maduro, que libere a los presos políticos y "devuelva el poder al pueblo".

El Departamento del Tesoro de EE UU anunció que congelará fondos bajo su jurisdicción a Moreno y a los siete magistrados de la Sala Constitucional del TSJ, responsables de haber asumido las funciones de la Asamblea Nacional a finales de marzo, lo que desencadenó las actuales protestas en el país.

El Tesoro informó de que la decisión se tomó en coordinación con el Departamento de Estado y después de que todos los sancionados hayan sido responsables de arrogarse el poder legislativo y privar de protección y competencias a la Asamblea Nacional.

"Los miembros del Tribunal Supremo de Justicia han exacerbado la situación al interferir con la autoridad del Legislativo", indicó en un comunicado el secretario del Tesoro

"El pueblo venezolano está sufriendo por el colapso económico provocado por la mala gestión y la corrupción de su Gobierno. Los miembros del Tribunal Supremo de Justicia han exacerbado la situación al interferir con la autoridad del Legislativo", indicó en un comunicado el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

"Por medio de estas sanciones, Estados Unidos apoya al pueblo venezolano en sus esfuerzos para proteger y promover un gobierno democrático en el país", añadió Mnuchin, bajo cuyo control se encuentra la Oficina de Control de Control de Activos Extranjeros (OFAC), que impone las sanciones económicas.

Esta es la segunda vez que la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, impone sanciones a altos cargos del Gobierno de Maduro, después de que en febrero pasado decretara sanciones contra el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, por su supuesta relación con el narcotráfico.

El presidente estadounidense, que hoy se reunió con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, lamentó "el deterioro de la situación en Venezuela", y aseguró que ese país sudamericano "está en muy mal estado".

"Una Venezuela en paz y estable va en el interés de todo el hemisferio. Y Estados Unidos estará del lado de los pueblos de este gran hemisferio que anhelan la libertad", añadió Trump en una rueda de prensa conjunta con Santos.

Mientras, en Venezuela, la oposición siguió su protesta en las calles. La marcha del ayer pretendía llegar a la sede del Ministerio de Interior, pero, al igual que en ocasiones anteriores, las vías hacia el centro y oeste de la capital se mantuvieron bloqueadas.

Horas después, la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció que la manifestación nacional convocada para el sábado será la "mayor demostración de fuerza" que se haya visto hasta ahora, después de mes y medio de protestas antigubernamentales.

"El día sábado, cuando se cumple el día 50 de la resistencia, saldremos a dar la mayor demostración de fuerza que hayamos dado hasta ahora"

"El día sábado, cuando se cumple el día 50 de la resistencia, saldremos a dar la mayor demostración de fuerza que hayamos dado hasta ahora. Saldremos a demostrarles a quienes piensan que nos han hecho retroceder (...) que en 50 días estamos más activos que nunca", dijo el diputado Juan Andrés Mejía en rueda de prensa.

Mientras tanto, se conoció que un joven de 25 años murió este jueves arrollado por una camioneta durante una manifestación en el estado occidental de Zulia, una información confirmada por la Fiscalía y por el diputado de oposición Juan Pablo Guanipa.

La muerte de Paul Moreno, "estudiante de medicina" y voluntario del grupo de socorro para las protestas conocidos por la cruz verde que llevan en el casco, eleva a 46 la cifra de muertos en las protestas recientes en Venezuela.

Maduro responsabilizó a la oposición, y específicamente al presidente del Parlamento, Julio Borges, y al dos veces candidato a la Presidencia y gobernador del céntrico estado Miranda, Henrique Capriles, de la violencia en la que han degenerado algunas de las manifestaciones.

"A los violentos les digo, hoy capturamos a un delincuente contratado por Capriles Radonski que fue el que asaltó y le quitó la escopeta al guardia nacional aquel día 6 de abril", dijo Maduro, y agregó: "Tardamos un mes, pero los vamos a capturar a todos los delincuentes 'guarimberos' (manifestantes violentos)".

La Conferencia Episcopal Venezolana anunció que aceptó reunirse con el jefe de la Comisión Presidencial para la Constituyente, pese a estar en desacuerdo con la figura por considerar que la Constitución no necesita cambios

Este jueves también se supo que la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), que había rehusado participar en el diálogo de Gobierno y oposición, anunció que aceptó reunirse con el jefe de la Comisión Presidencial para la Constituyente, Elías Jaua, pese a estar en desacuerdo con la figura por considerar que la Constitución no necesita cambios.

Aunque los obispos reiteraron que no avalan la iniciativa de la Constituyente señalaron que se decidió acoger la solicitud de Jaua ya que ese encuentro les "brinda la posibilidad de exponerle personalmente las razones que fundamentan" su postura. La CEV dijo que la reunión "resulta oportuna" para hablar de los "graves problemas" que sufre Venezuela.

Capriles, por su parte, denunció que su pasaporte fue retenido por funcionarios de inmigración en el aeropuerto de Caracas, desde donde tenía previsto viajar a Nueva York para reunirse con el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al Hussein.

El pasaporte "me lo robaron en inmigración, porque así es que se le puede calificar", dijo el dirigente de oposición, que debió abandonar el aeropuerto y decidió unirse a la marcha convocada hasta la sede del Ministerio de Interior.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8