Estados Unidos dice que separará sus valores de su política exterior cuando sea preciso

El secretario de Estado de EE UU, Rex Tillerson. (EFE)
El secretario de Estado de EE UU, Rex Tillerson. (EFE)

(EFE).- El secretario de Estado de EE UU, Rex Tillerson, dijo este miércoles que, cuando sea necesario, el Gobierno de Donald Trump separará sus políticas internacionales de la defensa de valores como el respeto a los derechos humanos y no condicionará sus relaciones a la exigencia de que se observen esas libertades.

En un intento de definir la doctrina de "Estados Unidos primero" que ha articulado el presidente Trump desde su campaña electoral, su responsable de Exteriores dejó claro que la prioridad absoluta del nuevo Gobierno es garantizar la "seguridad nacional" de su país, y el resto de objetivos deben ser complementarios.

"En algunas circunstancias, si condicionamos nuestros esfuerzos de seguridad nacional a que alguien adopte nuestros valores, probablemente no podremos conseguir nuestros objetivos o intereses de seguridad nacional", dijo Tillerson en un discurso a los empleados del Departamento de Estado.

"Eso no significa que apartemos esos valores a un lado (...) Siempre los tendremos en cuenta. Pero creo que es importante que entendamos la diferencia entre política y valores", agregó.

"En algunas circunstancias, si condicionamos nuestros esfuerzos de seguridad nacional a que alguien adopte nuestros valores, probablemente no podremos conseguir nuestros objetivos o intereses de seguridad nacional", dijo Tillerson

Sus declaraciones llegan después de que Trump fuera criticado por legisladores y activistas de derechos humanos a raíz de su invitación a visitar la Casa Blanca al presidente filipino, Rodrigo Duterte, a pesar de la polémica "guerra antidroga" lanzada por ese mandatario, que ha causado más de 7.000 muertos en Filipinas.

Trump también parece haber dejado de lado las preocupaciones sobre derechos humanos en su acercamiento a sus homólogos de Egipto, Abdelfatah al Sisi; y Turquía, Recep Tayyip Erdogan; con el fin de centrarse en lo que esos líderes pueden aportar a algunas de sus prioridades, como la lucha contra el terrorismo.

El secretario de Estado trató también de definir la doctrina de Trump en materia de política exterior, que hasta ahora ha oscilado entre el militarismo y el aislacionismo.

"El enfoque de 'Estados Unidos primero' significa que debemos hacer que el país esté seguro. Debemos proteger a nuestra gente. Debemos proteger nuestras fronteras. Debemos proteger nuestra capacidad de ser esa voz de nuestros valores ahora y para siempre", indicó Tillerson.

"El enfoque de 'Estados Unidos primero' significa que debemos hacer que el país esté seguro. Debemos proteger a nuestra gente. Debemos proteger nuestras fronteras. Debemos proteger nuestra capacidad de ser esa voz de nuestros valores ahora y para siempre"

"Y solo podemos hacer eso con prosperidad económica. Así que nuestra política exterior está proyectada con una fuerte capacidad de garantizar la protección de nuestras libertades mediante un Ejército fuerte. Es importante hablar desde una posición de fuerza, no amenazante, sino de fuerza", agregó.

Tillerson justificaba así ante sus empleados la decisión de Trump de aumentar el presupuesto para defensa y recortar drásticamente los fondos al Departamento de Estado, además de prescindir de 2.300 de los 75.000 empleados que tiene ese ministerio en todo el mundo.

"Sé que un cambio así es muy estresante para mucha gente. No es nada fácil, y no quiero disminuir de ninguna forma los retos que sé que esto plantea para las personas, para las familias y las organizaciones", reconoció el titular de Exteriores.

Tillerson envió este martes una carta a los empleados de su cartera en la que les pedía hacerle sugerencias y comentarios ante el recorte del 26 % previsto en los fondos para el Departamento de Estado y la reducción de su personal.

"Hemos seleccionado a unos 300 individuos para entrevistarlos cara a cara y entender mejor las cosas", explicó Tillerson sobre el proceso de consulta, que se completará con una encuesta por Internet en la que los empleados podrán exponer sus preocupaciones.

"Lo que puedo prometerles es que, cuando esto se acabe, ustedes van a tener una carrera más satisfactoria y enriquecedora, porque van a sentirse mejor con lo que están haciendo", concluyó.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6