El Partido Popular aumenta su mayoría y Podemos no logra adelantar al PSOE

El partido de Pablo Iglesias, Unidos Podemos no logró alcanzar los objetivos que se propusieron. (EFE)
El partido de Pablo Iglesias, Unidos Podemos no logró alcanzar los objetivos que se propusieron. (EFE)

El Partido Popular (PP), actualmente en el poder, mejora su mayoría en el Congreso al pasar de 123 a 137 escaños en las elecciones celebradas este domingo, mientras el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) pierde cinco, hasta los 85, Unidos Podemos repite los 71 diputados que en los anteriores comicios sumaban Podemos e Izquierda Unida, y Ciudadanos baja desde 40 hasta 32 representantes. Se mantiene la incertidumbre sobre la formación del Gobierno, puesto que el PP queda lejos de los 176 escaños necesarios para alcanzar la mayoría en el Congreso y tendrá que negociar con otros partidos.

Con el 100% de los votos escrutados y una participación del 69,66 por ciento, y a falta de computar el voto exterior, el partido liderado por Mariano Rajoy sube en número de escaños y también en porcentaje de votos, que alcanza el 33 por ciento de los sufragios emitidos. Logra 530.000 votos más que en diciembre, cuando recibió 7.236.000 votos, y es el partido que más asciende.

A gran distancia, el PSOE pierde cinco escaños en el Congreso pese a haber subido ligeramente el porcentaje de voto, al pasar del 22% de diciembre al 22,7%; eso sí, en número de sufragios baja de 5.545.000 a 5.340.000, esto es, 200.000 menos.

En cuanto a Unidos Podemos, se lleva el 21% de los sufragios, mientras Ciudadanos (centro) pasa del 13,9% de los sufragios a un 13%, y se deja ocho escaños en la repetición de los comicios.

El pasado 20 de diciembre, los populares fueron también la fuerza más votada pero no tuvieron la mayoría suficiente para formar gobierno y no revalidaron los resultados de 2011, cuando también conducidos por Mariano Rajoy, lograron sus mejores resultados electorales con una mayoría absoluta (186 escaños en el Congreso y 136 en el Senado) y rompieron ocho años de gobierno socialista.

Con el 100% de los votos escrutados y una participación del 69,66 por ciento, y a falta de computar el voto exterior, el partido liderado por Mariano Rajoy sube en número de escaños y también en porcentaje de votos

Aunque ha logrado mantenerse como segunda fuerza política en número de escaños, el PSOE ha cosechado en las elecciones generales de este domingo su peor resultado en democracia. Sin embargo, los peores pronósticos para los socialistas no se han cumplido, después de que prácticamente todas las encuestas apuntaran a un desplome mayor y al 'sorpasso' de Unidos Podemos.

Unidos Podemos, la coalición formada por Podemos e Izquierda Unida (comunista), iguala con 71 escaños el número de diputados que ambos partidos obtuvieron por separado el pasado mes de diciembre y logra poco más del 21% de los sufragios, tres puntos menos que la suma de sus porcentajes en las anteriores elecciones.

En diciembre Podemos y sus aliados consiguieron un 20,66% de los votos y 69 escaños e IU-Unidad Popular logró un 3,68% y 2 diputados, ambos por Madrid.

Con estos resultados, Podemos ve frenada la rápida ascensión que ha protagonizado desde que nació hace dos años y medio y que comenzó en las elecciones europeas de mayo de 2014.

En aquella cita electoral, la primera a la que concurrió, Podemos obtuvo de forma inesperada cinco escaños y se situó en cuarta posición, con un 7,97% de los votos, por detrás de PP, PSOE e IU, que consiguió un 9,99% de los sufragios y seis escaños.

En las elecciones autonómicas, celebradas en 13 de las 17 comunidades, Podemos fue la tercera fuerza más votada por detrás del PP y el PSOE. Aunque no consiguió ningún gobierno, sus votos contribuyeron, tras acuerdos con los socialistas, al cambio de color de los ejecutivos de Castilla La Mancha, Aragón, Baleares, Comunidad Valenciana y Extremadura. También ayudaron a formar el ejecutivo autonómico navarro junto a otras fuerzas de izquierda y nacionalistas.

El candidato de Unidos Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, ha admitido hoy que los resultados de las elecciones de este domingo no son satisfactorios y no cumplen las expectativas que se habían marcado, y ha llamado a abrir una reflexión sobre el aumento del voto al bloque conservador. Iglesias ha reconocido su preocupación por el aumento del voto al PP y ha dicho que sería sensato que las fuerzas progresistas comenzarán a dialogar a partir de los espacios que les unen.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 43