Marco Rubio asegura que nominación de embajador en Cuba “no irá a ninguna parte”

El senador republicano de origen cubano, Marco Rubio se niega a aprobar un embajador norteamericano en La Habana. (EFE)
El senador republicano de origen cubano, Marco Rubio se niega a aprobar un embajador norteamericano en La Habana. (EFE)

El senador republicano de origen cubano Marco Rubio afirmó que la nominación de Jeffrey DeLaurentis como embajador de Estados Unidos en La Habana “no irá a ninguna parte”, según reportó el sitio InCubaToday.

Rubio dijo que bloquearía la nominación de DeLaurentis, realizada por el presidente de Estados Unidos Barack Obama este martes, hasta tanto el Gobierno cubano no muestre progresos sustanciales en el respeto a los derechos humanos.

“Esta nominación no debe ir a ninguna parte hasta que el régimen de Castro progrese de manera significativa e irreversible en las áreas de derechos humanos y libertades políticas para el pueblo cubano, y hasta que se aborden las preocupaciones que existen desde hace mucho sobre el robo de propiedades por parte del régimen cubano y los delitos cometidos contra ciudadanos americanos”, explicó el senador en un comunicado.

Rubio arremetió además contra la gestión de DeLaurentis y dijo que su cuenta de Twitter “parece más la de una agencia de viajes que a la de un defensor de los valores e intereses estadounidenses”. El senador del sur de la Florida y ex aspirante a la Casa Blanca concluyó diciendo que el mandatario estadounidense le falló al pueblo cubano.

La congresista de origen cubano Ileana Ros-Lehtinen calificó la nominación como “una farsa y una bofetada para todos los ciudadanos de Cuba que claman por libertad”

Según la legislación de EE UU el rechazo de un congresista como Marco Rubio pudiera traer problemas para la nominación realizada por Obama. El asesor presidencial y arquitecto del deshielo con la Isla, Ben Rhodes, declaró al sitio digital del sur de la Florida que “con el tiempo, será una derrota autoinfligida el de negarnos el recurso de un embajador”.

Rhodes reconoció que la administración demócrata sabía que sería un proceso difícil en el Congreso, pero primero tenían como prioridades negociar el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, sacar a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo y otros asuntos de cooperación internacional, así como el viaje del presidente Obama a la Isla en marzo de este año.

La congresista también de origen cubano Ileana Ros-Lehtinen calificó la nominación como “una farsa y una bofetada para todos los ciudadanos de Cuba que claman por libertad”. Recordó las violaciones sistemáticas a los derechos humanos en la Isla y la situación de grupos opositores. Según afirmó "las Damas de Blanco siguen siendo golpeadas a diario"

Organizaciones a favor del deshielo como Engage Cuba y Americas Society and Council of the Americas , saludaron la decisión del presidente norteamericano.

DeLaurentis era el jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana hasta que en agosto pasado se reabrió la embajada norteamericana en La Habana. Ha sido uno de los funcionarios que más apostó por la reanudación de relaciones entre ambos países y según el presidente Barack Obama: "No hay ningún servidor público más adecuado para mejorar nuestra capacidad de comprometernos con el pueblo cubano y promover los intereses de Estados Unidos en Cuba que Jeff"


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8