Embargan 5,8 millones de dólares de las cuentas del exministro José Dirceu, hombre fuerte de Lula

José Dirceu en 2009 en un encuentro económico entre Brasil y China. (Richter Frank-Jurgen/Flickr)
José Dirceu en 2009 en un encuentro económico entre Brasil y China. (Richter Frank-Jurgen/Flickr)

(EFE).- El juez responsable de la investigación del escándalo de corrupción en la petrolera brasileña Petrobras ordenó este lunes el embargo de 20 millones de reales (unos 5,8 millones de dólares) de las cuentas del exministro José Dirceu, el hombre fuerte del primer mandato del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El bloqueo de los recursos fue determinado por el juez Sergio Moro, de la sala penal federal de la ciudad de Curitiba, poco después de que la Policía Federal arrestara a Dirceu, expresidente del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) y acusado de haber recibido sobornos en el caso de desvíos de la petrolera estatal, informaron fuentes judiciales.

El exministro de la Presidencia fue detenido este lunes en su residencia de Brasilia, en la que desde finales del año pasado cumplía prisión domiciliaria tras haber pasado en la cárcel doce meses, como parte de la condena a once años y diez meses que le fue impuesta en un caso de corrupción que hizo tambalearse al gobierno de Lula.

Según la Fiscalía, se ha comprobado que Dirceu fue uno de los políticos que "instituyó" la red de corrupción que operó durante la última década en la petrolera estatal y que, según las cuentas de la propia empresa, desvió cerca de 2.000 millones de dólares.

En la operación realizada este lunes por la Policía Federal fueron detenidas ocho personas implicadas en el escándalo de Petrobras, incluyendo al exministro; a Luiz Eduardo de Oliveira, hermano de Dirceu y quien habría colaborado con la trama desde que éste ingresó a prisión en 2013, y a un exsocio del expresidente del PT.

Según la Fiscalía, Dirceu y algunos de sus allegados recibían de la corrupción en Petrobras unos 200.000 reales (58.480 dólares) por mes

Moro determinó el embargo de forma preventiva de hasta 20 millones de reales de cada uno de los ocho detenidos, tanto en sus cuentas particulares como en las de las empresas de las que son propietarios, para garantizar el pago de posibles resarcimientos a las cuentas públicas en caso de que se compruebe la culpabilidad de los acusados.

La orden judicial, sin embargo, no significa que cada uno de los detenidos tenga esa cuantía en sus cuentas bancarias o en la de sus empresas.

Según la Fiscalía, Dirceu y algunos de sus allegados recibían de la corrupción en Petrobras unos 200.000 reales (58.480 dólares) por mes, pero aún no se determinó cuánto de ese dinero era directamente para el exministro.

Los investigadores alegan que parte del dinero le era entregado a Dirceu a través de la firma de consultoría jurídica JD, de su propiedad, que era "contratada" para operaciones "de fachada" por empresas privadas implicadas en el caso Petrobras.

La policía sostiene que esas empresas obtenían de la petrolera contratos amañados, inflaban sus valores y repartían las diferencias con exdirectores de Petrobras y políticos que amparaban esas maniobras.

Por ese escándalo se investiga en la actualidad a una veintena de grandes empresas y a medio centenar de políticos, en su gran mayoría de la base que apoya a la presidenta Dilma Rousseff y entre quienes figuran los presidentes de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y del Senado, Renan Calheiros.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0