Los escoceses rechazan la independencia de Reino Unido

El ministro principal de Escocia, Alex Salomond, anuncia su dimisión para el mes de noviembre durante el congreso del partido

Partidarios del "No" en el referéndum. (Facebook)
Partidarios del "No" en el referéndum. (Facebook)

Los escoceses rechazaron este jueves en referéndum, con un amplio margen de más de diez puntos, que Escocia se independice de Reino Unido. El primer ministro británico, el conservador David Cameron, aseguró en la madrugada del viernes que cumplirá en su "totalidad" con la promesa de entregar más autonomía a Edimburgo en materia fiscal y de politicas sociales (Estado del bienestar) y confió en contar para el próximo enero con la legislación correspondiente.

Alex Salomond, ministro principal de Escocia, ha anunciado su dimisión en el Gobierno autónomo y en como líder del partido en una rueda de prensa en Edimburgo a las 4 pm (hora local en Reino Unido). Salomond mantendrá su cargo hasta el mes de noviembre, momento para el que hay previsto un congreso del Scottish National Party (SNP) en el que se elegirá a su sucesor.

El rechazo a la separación consiguió un total de 2.001.926 votos frente a 1.617.989 del "sí". Según el resultado definitivo tras el escrutinio de los 32 distritos electorales, el "no" obtuvo el apoyo del 55,3% de los votantes frente al 44,7% del "sí" a la escisión.

La participación del electorado fue del 84,6% (en algunas circunscripciones llegó a más del 90%)  , lo que ha supuesto un récord histórico pues ninguna elección celebrada en Reino Unido desde la introducción del sufragio universal hace más de cien años había conseguido una porcentaje tan alto

Alex Salmond, reconoció la derrota en la consulta y dijo que aceptaba "el veredicto" del pueblo escocés, al tiempo que instó a hacer lo mismo a los partidarios del 'sí'.

El líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) agradeció "los 1,6 millones de votos a favor de la independencia" y pidió a los tres grandes partidos de Reino Unido -conservadores, laboristas y liberaldemócratas- que cumplan sus promesas de conceder más autonomía a la región.

"Nuestro referéndum fue un proceso acordado y consensuado. Escocia ha decido en este punto que no quiere convertirse en un país independiente y yo acepto ese veredicto", afirmó. Llamo a todos en Escocia a hacer lo mismo y aceptar la voluntad democrática del pueblo escocés", manifestó el líder independentista, principal promotor del referéndum.

Un resultado "bueno" para una Europa unida

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, afirmó este viernes que el resultado negativo del referéndum de Escocia a la independencia del Reino Unido es "bueno" y favorece una "Europa más unida y fuerte".

"Doy la bienvenida a la decisión del pueblo escocés de mantener su unidad con el Reino Unido", dijo Barroso y añadió que "la Comisión Europea se felicita por el hecho de que durante el debate habido en los últimos años, el Gobierno escocés y los escoceses han reafirmado repetidamente su compromiso europeo".

El presidente de la Comisión subraya que el Ejecutivo comunitario "seguirá comprometido en un diálogo constructivo con el Gobierno escocés en las áreas que quedan bajo su responsabilidad y que son importantes para el futuro de Escocia", como el trabajo y el empleo, la energía, el cambio climático y el medioambiente y la regulación inteligente.

"Nos necesitamos todos y estamos felices como europeos de que Escocia siga con nosotros", dice Rajoy

"Respeto y doy la bienvenida a la elección expresada por los escoceses", afirmó por su parte, el presidente permanente del Consejo Europeo, el belga Herman Van Rompuy, en un comunicado. Igualmente se congratuló de que tras esa decisión, "Reino Unido seguirá unido tal como ha declarado esta mañana el primer ministro (británico, David) Cameron". "El Reino Unido es y será un importante miembro de la Unión Europea en beneficio de todos los ciudadanos y de todos los Estados miembros de la UE", afirmó Van Rompuy.

Con anterioridad, el comisario europeo de Comercio, el belga Karel De Gucht, se congratuló del resultado del referéndum en Escocia y dijo que el sí escocés hubiera sido "un terremoto político de la naturaleza del imperio soviético", en declaraciones a la radio nacional belga Radio1 y según recoge el diario  De Staandard.

Barroso ha señalado reiteradas veces que si una parte de un Estado miembro alcanzase la independencia pasaría a ser un "tercer país" con respecto a la Unión y dejaría de pertenecer a ella y los tratados dejarían de ser aplicables en su territorio.

La reacción española

El presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, ha felicitado a los escoceses en un vídeo mensaje, destacando que han evitado "las graves consecuencias económicas, sociales, institucionales y políticas que hubieran supuesto su separación del Reino Unido y Europa".

"Nos necesitamos todos y estamos felices como europeos de que Escocia siga con nosotros", ha añadido sin hacer alusión a la decisión a la que se enfrenta el   Parlamento de Cataluña este viernes. El Gobierno autonómico debatirá hoy la aprobación de una ley para convocar una consulta de autodeterminación el próximo mes de noviembre.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11