Europa celebra avances con Cuba pero critica las detenciones del fin de semana

Johannes Hahn, comisario europeo de Vecindad. (Commons Wikimedia)
Johannes Hahn, comisario europeo de Vecindad. (Commons Wikimedia)

(EFE).- El comisario europeo de Vecindad, Johannes Hahn, se mostró satisfecho este miércoles por los avances en la negociación del acuerdo de cooperación entre la UE y Cuba, pero al mismo tiempo se mostró crítico con las detenciones del pasado fin de semana en La Habana.

"A la luz de todos los avances recientes positivos, ha sido decepcionante conocer los incidentes del fin de semana pasado en La Habana con violencia indebida y detenciones", señaló Hahn en su intervención inicial en el pleno de la Eurocámara.

Hahn afirmó que "no hay motivos para reprimir la expresión pacífica de las opiniones. Las autoridades cubanas tienen que remediar la situación", apuntó el comisario.

El pasado día 7, el Departamento de Estado de EE UU. denunció la detención de unos 100 activistas pacíficos en Cuba el pasado domingo y expresó su profunda preocupación al respecto, pero subrayó que ese hecho no entorpecerá el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas.

El eurocomisario de Vecindad, que destacó que Cuba es una de las "prioridades" para alta representante para la UE, Federica Mogherini, dijo que "no hay que pasar por alto los cambios positivos que se han producido en la isla" y se mostró optimista sobre la quinta ronda de negociación que tendrá lugar en septiembre.

"Es deplorable observar como el solo anuncio de la apertura de las relaciones diplomáticas con EE UU ha supuesto la carrera de los Gobiernos de la UE para llegar a tiempo a la Isla para repartirse el pastel"

Hahn destacó el diálogo "constructivo" a nivel político así como "el avance en un ámbito fundamental, el de los derechos humanos".

Por otro lado, Hahn se felicitó del anunció de la apertura de sendas embajadas en Washington y La Habana y dijo que "la congelación de relaciones y el aislamiento, es una reliquia de la guerra fría".

En ese sentido, Hahn afirmó que "debe ponerse fin al embargo y su efecto humanitario".

En el debate entre los eurodiputados, el número dos del PP en la Eurocámara, Luis De Grandes, señaló que el inicio de negociaciones con la UE y la descongelación de las relaciones con EE UU son dos elementos que marcan un "punto de inflexión" para la isla.

Para el eurodiputado popular, sin embargo, los cambios por parte de Cuba "son muy tímidos" y "deberían ser más".

De Grandes no hizo referencia a si convendría que la UE levante o no la posición común establecida en 1996 con Cuba y que ideó el entonces presidente del Gobierno español, José María Aznar.

A favor de su levantamiento se mostraron eurodiputados del PSOE (Ramón Jáuregui y Elena Valenciano), así como Javier Couso (IU) y Ernest Urtasun (ICV).

"Hay que adaptar la posición común a los nuevos tiempos", señaló Jáuregui en su turno de intervención, en la misma línea que Valenciano, que llamó a "ser prácticos" y mirar al futuro.

El más escépticos con el proceso de cambio en Cuba fue el eurodiputado independiente liberal Fernando Maura, que dijo que "es deplorable observar como el solo anuncio de la apertura de las relaciones diplomáticas con EE UU ha supuesto la carrera de los Gobiernos de la UE para congratularse de la normalización y llegar a tiempo a la isla para repartirse el pastel".

El vicepresidente del grupo liberal europeo (ALDE) consideró que se están reforzando las relaciones "sin restablecerse el respeto a los derechos humanos, sin integrar a la sociedad civil, y olvidándose de los opositores que llevan décadas luchando".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 16