Expreso de Guántanamo en Uruguay denunciado por supuesta violencia doméstica

La población carcelaria en Guantánamo se sitúa actualmente en 93 presos. (Wikicommons)
La población carcelaria en Guantánamo se sitúa actualmente en 93 presos. (CC)

(EFE).- Uno de los seis expresos del penal estadounidense de Guantánamo que Uruguay acogió en 2014, el sirio O.M.F., recibió una denuncia de parte de su esposa, una uruguaya convertida al Islam, por supuesta violencia doméstica, confirmaron hoy a Efe fuentes jurídicas y del entorno del denunciado.

En concreto, el juez de lo penal, que solicitó a la policía antecedentes del sirio, de unos 40 años de edad, dispuso el pase a forense de la mujer supuestamente agredida y que se enterara del caso la Justicia Especializada en Violencia Doméstica y estableciera, de considerarlo, las medidas cautelares pertinentes.

Desde el entorno del exrecluso negaron las acusaciones de la demandante, con quien se casó el pasado año, y confirmaron a Efe que la denuncia fue interpuesta hoy, por lo que el hombre estuvo declarando en la comisaría, aunque actualmente se encuentra en libertad.

Ya el pasado año, otro de los exreos, el tunecino A.B.M, fue denunciado por su pareja, la uruguaya con quien vivía en Montevideo, por amenazas verbales, por lo que se dictó una orden de alejamiento que la Justicia acabó levantando al considerar que ya cesó el riesgo.

Estos cuatro sirios, un tunecino y un palestino fueron acogidos en diciembre en Uruguay como parte del compromiso del entonces presidente, José Mujica (2010-2015), de colaborar con su par estadounidense, Barack Obama, en el plan de cierre del penal radicado en la base naval estadounidense en Guantánamo (Cuba) para acusados de terrorismo.

En una carta pública en diciembre de 2014, Faraj relató sus orígenes en Siria, su traslado a Irán para buscar trabajo y luego a Afganistán, su huida a Pakistán, su detención y entrega a militares de EE UU y su traslado a Guantánamo en 2002.

"Durante los últimos 12 años también he sido conocido como prisionero número 329 en Guantánamo (...) Los EE UU me encarcelaron en condiciones crueles, sin cargos, juicio o proceso justo. En 2009, un equipo de gobierno de los EE UU incluyendo a representantes de los militares, el FBI y la CIA revisó mi expediente y determinó de forma unánime que yo debería ser liberado de Guantánamo", relató. 

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1