Los líderes del G7 comienzan la cumbre centrados en Rusia y en la economía

Banderas de las naciones que integran el G7 (CC)
Banderas de las naciones que integran el G7 (CC)

(EFE).- Los  líderes  del  G7  comenzaron hoy su  cumbre  en el palacio bávaro de Elamu (sur de Alemania) con una agenda centrada en la evolución de la  economía  y en las difíciles relaciones con  Rusia  por la crisis de Ucrania.

Tanto el presidente de EEUU, Barack Obama, como el del Consejo Europeo, el ex primer ministro polaco Donald Tusk, instaron, antes del comienzo de la reunión, a hacer frente a la actitud de  Rusia  con respecto a Ucrania y mantener la línea de las sanciones a ese país que fue excluido del grupo a raíz del estallido de esa crisis.

Acompañada por su marido, Joachim Sauer, la canciller alemana, Angela Merkel, dio la bienvenida a los presidentes de EEUU, y Francia, François Hollande, así como a los primeros ministros de Italia, Matteo Renzi, Reino Unido, David Cameron, Japón, Shinzo Abe, y Canadá, Stephen Harper, y a los presidentes de la Comisión, Jean-Claude Juncker, y del Consejo Europeo, Donald Tusk.

La primera sesión de trabajo tiene como eje el análisis de la  economía  global y, aunque la crisis griega no está incluida formalmente en la agenda, el Gobierno de Berlín asume que sería sorprendente que los  líderes  del  G7  no abordaran la cuestión.

Merkel y Hollande hablaron el sábado de nuevo por teléfono con el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, y hoy Juncker, en rueda de prensa, señaló que "aún no ha recibido" ninguna propuesta alternativa de Atenas a la presentada por los acreedores internacionales para cerrar un plan de reformas que permita desbloquear la ayuda financiera pendiente.

En las sesiones de trabajo de hoy los  líderes  del  G7  abordarán también la marcha de las negociaciones de los distintos acuerdos de libre comercio bilaterales o regionales y en la cena se centrarán en la agenda exterior, desde el conflicto de Ucrania hasta la guerra en Siria.

Obama, que se reunió con Merkel antes de la  cumbre , abogó en un breve discurso por "hacer frente a la agresión de  Rusia  en Ucrania", mientras que poco después, en rueda de prensa, el presidente del Consejo Europeo apostaba por que los países del  G7  se mantengan "unidos" para "reconfirmar" las sanciones a Moscú.

Se trata de la segunda  cumbre  consecutiva sin la presencia del presidente ruso, Vladimir Putin, apartado de este foro informal por el resto de mandatarios tras la anexión de la península ucraniana de Crimea.

Merkel y Obama, que se dieron cita horas antes de la reunión del  G7  en la cercana localidad alpina de Krün, se mostraron en publico amigos y aliados, por encima de las "diferencias de opinión" que puede haber entre los dos países, en palabras de Merkel.

Hizo así referencia, sin citarlas, a las tensiones surgidas por los programas del espionaje estadounidense en territorio alemán y a la polémica surgida por la presunta colaboración de los servicios secretos germanos.

El Gobierno alemán ha elegido como escenario para la  cumbre  los bucólicos paisajes del sur de Baviera, cerca de la frontera con Austria, donde los  lideres  del  G7  posaron ante los fotógrafos mientras paseaban por el campo, varios de ellos con la chaqueta al hombro, antes de comenzar su retiro.

Más de 22.000 agentes de policía alemanes participan en el dispositivo de seguridad diseñado para la  cumbre , apoyados por unos 2.000 colegas austríacos. 

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1