El Gobierno boliviano vincula a un representante EE UU con supuesto intento de golpe

Una juez determinó hace poco que el hijo de Morales y Zapata no existe, además de revelar que la mujer presentó en el juzgado a un niño y unas fotografías que no se corresponden

Peter Brennan y Evo Morales durante su encuentro de este martes. (@MinTrabajoBol/BoliviaTV)
Peter Brennan y Evo Morales durante un encuentro en Bolivia. (@MinTrabajoBol/BoliviaTV)

(EFE).- El Gobierno de Bolivia vinculó este jueves al encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos, Peter Brennan, con un supuesto intento de "golpe político mediático" contra Evo Morales. El presidente de Bolivia se encuentra desde anoche en La Habana para mantener una reunión con Raúl Castro, con quien dialogará sobre la integración de América Latina, tras partir este jueves desde la ciudad de Cochabamba pasadas las 20.00 locales.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, relacionó a Brennan con ese supuesto plan en un discurso en el Parlamento durante una interpelación convocada para que responda a preguntas sobre las denuncias contra la expareja de Morales, Gabriela Zapata.

Brennan es el mayor representante de EE UU en Bolivia, debido a que ambos países tienen relación a nivel de encargados de Negocios desde 2008, cuando se produjo la expulsión recíproca de embajadores.

Quintana dijo que no es casual que Brennan se reuniera con el comentarista Carlos Valverde en diciembre de 2015, antes de que éste revelara en febrero la relación de Morales con Zapata

Quintana dijo que no es casual que Brennan se reuniera con el comentarista Carlos Valverde en diciembre de 2015, antes de que éste revelara en febrero la relación de Morales con Zapata en 2007, hablara por primera vez del supuesto hijo de ambos y los acusara de un presunto tráfico de influencias a favor de la firma china Camce.

El "caso Zapata" se ha convertido en uno de los mayores problemas políticos de Morales en el último tiempo y el mandatario achacó a sus efectos la derrota sufrida en el referendo constitucional con el que buscaba en febrero permiso para aspirar a otro mandato en 2019.

El encuentro de Brennan y Valverde "es un dato más que objetivo, esta relación que existe en la conspiración político-mediática que viene desde afuera y que está operada acá adentro para generar desestabilización", según el ministro boliviano.

Agregó que documentos de Wikileaks señalan que cuando Brennan estuvo en la embajada estadounidense en Nicaragua en 2008 hizo un trabajo de conspiración porque, según dijo, planteó la financiación de grupos contrarios al presidente Daniel Ortega.

También dijo que Brennan estuvo después en Cuba entre 2010 y 2012 cuando se denunció el "caso zunzuneo", que "es una estrategia de comunicación que consistió en echar lodo al gobierno cubano a través de rumores, de mentiras, de difamación".

"Brennan en Nicaragua para frenar el proceso sandinista, Brennan en Cuba para frenar la gran revolución cubana, Brennan en Bolivia hoy en esta aventura política mediática que tiene como base un zunzuneo boliviano", sostuvo.

Según Quintana, las afirmaciones de Valverde tuvieron eco en los diarios Pagina Siete y El Deber, la Agencia de Noticias Fides (ANF) y la red de emisoras Erbol, y la periodista Amalia Pando, con el propósito político de difamar al presidente Morales.

Una juez determinó hace poco que el hijo de Morales y Zapata no existe, además de revelar que la mujer presentó en el juzgado a un niño y unas fotografías que no se corresponden

El ministro basó su acusación en las noticias difundidas por estos medios y por la periodista sobre la relación de Zapata y Morales, la polémica sobre el supuesto hijo de ambos y la denuncia del supuesto tráfico de influencias para favorecer a Camce, si bien estos temas también fueron reportados por casi toda la prensa local.

Fue el propio Morales el que reconoció su relación con Zapata y dijo que tuvieron un hijo que murió tras haber nacido, aunque la madre no ha dejado de insistir en que el niño sí está vivo.

Sin embargo, una juez determinó hace poco que el hijo de Morales y Zapata no existe, además de revelar que la mujer presentó en el juzgado a un niño y unas fotografías que no se corresponden. Valverde se desdijo esta semana de la existencia del niño y una comisión del Parlamento, controlado por el oficialismo, absolvió hace unos días a Morales de las denuncias de tráfico de influencias.

Zapata fue detenida en febrero pasado acusada de enriquecimiento ilícito, delito al que se sumó ahora la denuncia de "organización criminal" para lograr beneficios económicos de parte de empresarios. Quintana sostiene que Zapata hacia esos tratos en oficinas del ministerio de la Presidencia, pero sin que él lo supiera.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 14