Gobierno y maestros mexicanos entablan un diálogo forzado por la violencia

Esta imagen, tomada por un fotógrafo amateur, se ha hecho viral. Dos helicópteros sobrevuelan un enfrentamiento entre policías y maestros en Oaxaca. (José Carlos Dávila)
Esta imagen, tomada por un fotógrafo amateur, se ha hecho viral. Dos helicópteros sobrevuelan un enfrentamiento entre policías y maestros en Oaxaca. (José Carlos Dávila)

(EFE).- Gobierno y maestros mexicanos entablaron este miércoles un diálogo forzado por la violencia reciente en el sureño estado de Oaxaca, en que los trabajadores de la educación exigen la revocación de las recientes medidas contra la disidencia magisterial.

La reunión entre el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, y delegados de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), convocada para las 17.00 hora local, se inició con una hora y media de retraso.

Al grito de "¡Va caer, va caer, la reforma va caer!", alrededor de 30 representantes de diversas secciones estatales de la CNTE ingresaron por fin a la sede de la Secretaría de Gobernación en la capital mexicana para iniciar un diálogo que la agrupación gremial llevaba meses exigiendo.

En la reunión se abordaron el respeto a la estabilidad laboral de los trabajadores de la educación, la liberación inmediata e incondicional a todos los "presos políticos y de conciencia" y la cancelación de los procesos penales en curso

Unas tres horas más tarde trascendió que se había declarado un receso de 30 minutos después de que las partes abordaran los primeros puntos del pliego petitorio que llevaban los maestros.

Entre dichos puntos destacan el respeto a la estabilidad laboral de los trabajadores de la educación, la liberación inmediata e incondicional a todos los "presos políticos y de conciencia" y la cancelación de los procesos penales en curso.

También figura la reinstalación de todos los trabajadores cesados y detener los despidos. Hasta ahora la reunión prosigue y se extendió hasta la madrugada del jueves. Previamente, uno de los líderes magisteriales había asegurado que la reforma educativa de 2013 estaría presente en el diálogo.

"Tanto ellos como nosotros llevaremos los planteamientos que traemos; el nuestro tiene que ver con la reforma educativa, es un tema ineludible", declaró en una entrevista radiofónica Francisco Bravo, dirigente de la Sección 9 de la CNTE.

De acuerdo con el maestro, sería "ingenuo" pensar que en el diálogo no habría un "planteamiento al respecto, porque de ahí se deriva todo lo que está sucediendo", incluidos los hechos de violencia que se han dado en los últimos días en el sureño estado de Oaxaca.

El Gobierno anunció el martes que el secretario Osorio se reuniría con miembros de la CNTE, quienes permanecen en huelga desde mediados de mayo pasado para protestar contra la reforma educativa. No obstante, el titular de la Secretaría de Educación, Aurelio Nuño, especificó en una rueda de prensa posterior que el diálogo sería únicamente "en materia política" y que no se abordarán temas relacionados con la educación.

Dijo que será un "primer acercamiento" para "generar condiciones de paz y tranquilidad en Oaxaca", después de que una de las protestas desarrolladas el domingo pasado en el municipio de Nochixtlán derivara en un enfrentamiento entre maestros y fuerzas de seguridad que dejó al menos ocho muertos y 100 heridos.

Bravo afirmó que las protestas debieron permanecer enfocadas en un "estricto sentido educativo", pero que fueron adquiriendo un matiz político "muy intenso" debido a la negativa al diálogo que el Gobierno mantuvo durante meses.

Según Nuño, el Gobierno nunca ha rechazado el diálogo, si bien el mismo estaba condicionado a la aceptación de la reforma por parte de los maestros disidentes.

Este miércoles, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) pidió que se respete el derecho a la educación de los niños y niñas durante las protestas magisteriales en el país

La CNTE, que tiene mayor fuerza en Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Guerrero, los estados más pobres del país, se opone frontalmente a la reforma, que estableció la evaluación continua del personal docente y puso fin a añejos privilegios sindicales.

Este miércoles, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) pidió que se respete el derecho a la educación de los niños y niñas durante las protestas magisteriales en el país. Durante estas últimas semanas "han sido vulnerados los derechos de niños y adolescentes", señaló la CNDH en un comunicado. Añadió que los niños "día con día observan cómo pasa el tiempo de su escolaridad, que nadie podrá regresarles, sin que puedan hacer efectivo su derecho constitucional a la educación". "Las niñas, niños y adolescentes son víctimas del conflicto y no una de las partes del mismo", acotó.

La CNDH, que reforzó su presencia en Oaxaca tras los enfrentamientos del domingo entre maestros y fuerzas de seguridad, reiteró la necesidad de "abrir espacios de diálogo" para solucionar el conflicto.

"El uso de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad debe ser excepcional, reservándose únicamente para casos plenamente justificados, en los que se han agotado o resultan inviables cualquier otra forma de disuasión o contención", subrayó.

Asimismo, consideró que la "legitimidad" de los reclamos sociales ha de venir acompañada de la legalidad de los actos de protesta.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4