El Gobierno argentino niega la suspensión de pagos pese a la falta de acuerdo sobre la deuda

Los bancos negocian con los acreedores para evitar que el país incurra en impago

(EFE).- El ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, negó que su país haya caído en suspensión de pagos a pesar de no haber logrado un acuerdo con los fondos especulativos y culpó al juez Thomas Griesa de haber formado "un rompecabezas jurídico" que produce una situación "que nadie sabe caracterizar". Los bancos argentinos negocian con los acreedores para evitar que el país incurra en impago.

El mediador judicial Daniel Pollack, abogado especialista designado por el juez Griesa para mediar entre el Gobierno argentino y los fondos especulativos, había anunciado la falta de acuerdo minutos antes alertando de que la principal víctima será el pueblo argentino. "Desafortunadamente no se ha alcanzado ningún acuerdo y Argentina estará de forma inminente en suspensión de pagos", dijo la oficina de Pollack en un comunicado al término de una reunión cara a cara en Nueva York entre la delegación argentina y los fondos especulativos.

"Un cese de pagos no es una simple cuestión técnica, sino un hecho real y doloroso que causará daño a gente de carne y hueso: a los argentinos de a pié, a los bonistas que aceptaron el canje y a los holdouts (los que reclaman el 100%)", indicó Pollack.

El ministro Kicillof desacreditó el anuncio de la suspensión de pagos selectiva por parte de Standard & Poor's. "¿Quién cree en las agencias calificadoras a estas alturas?. ¿Quién piensa que son imparciales del sistema financiero?", clamó en una rueda de prensa desde el consulado argentino de Nueva York.

"Es una decisión polémica y desacertada", aseguró, quien en todo caso reconoció que su país está abierto a seguir negociando, pero con tres condiciones. "No vamos a firmar ningún compromiso que comprometa el futuro de los argentinos", dijo en primero lugar, y "vamos a defender el canje que tan exitosamente hemos hecho (y que alcanzó el 92,4 % de los bonos que entraron en default"), añadió en segundo lugar.

Finalmente indicó que "vamos a tomar todas las medidas, acciones, instrumentos de nuestros contratos del derecho nacional e internacional para que esta situación insólita, injusta no se perpetúe en el tiempo".

Pollock, por su parte, aseguró que las consecuencias del cese de pagos son "impredecibles". "Los tribunales del país (tanto la corte de distrito como la corte de apelaciones) fallaron que Argentina no podía hacer los pagos legalmente a los bonistas estructurados si de forma simultánea no pagaba a los fondos especulativos", añadió.

Los fondos que no aceptaron los canjes de deuda de 2005 y 2010 acudieron a los tribunales de Nueva York para reclamar a Argentina el pago de la deuda íntegra, que con intereses alcanza los 1.500 millones de dólares.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0