Iberoamérica pone énfasis en educación de calidad para ser más competitiva

Rebeca Grynspan, secretaria general iberoamericana, este viernes en Cartagena (Colombia). (EFE/Mauricio Dueñas Castañeda)
Rebeca Grynspan, secretaria general iberoamericana, este viernes en Cartagena (Colombia). (EFE/Mauricio Dueñas Castañeda)

(EFE).- La educación de calidad es clave para que los países iberoamericanos sean competitivos, según coincidieron este viernes expertos de organismos internacionales reunidos en Cartagena en vísperas de la reunión de cancilleres preparatoria de la XXV Cumbre Iberoamericana que se celebrará en 2016 en Colombia.

"Iberoamérica no tiene más opción que apostar por más conocimiento, más tecnología y más ciencia", dijo la titular de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), Rebeca Grynspan, al comentar la temática de la reunión de ministros de Exteriores de Iberoamérica que presidirá este sábado junto con la canciller colombiana, María Ángela Holguín.

A esta cita acudirán los ministros de Exteriores de 12 de los 22 países que integran la comunidad iberoamericana, entre ellos el de España, José Manuel García-Margallo, y la de Argentina, Susana Malcorra, que debuta en cumbres internacionales nada más asumir el cargo en el gabinete del nuevo presidente Mauricio Macri.

La XXV Cumbre Iberoamericana, cuya ciudad sede y fecha serán definidas el sábado, tiene como tema "Juventud, Emprendimiento y Educación".

Por esa razón, Grynspan puso énfasis hoy en la importancia de la educación de calidad como un factor que marca la diferencia en materia de productividad y competitividad en el mundo globalizado y al cual Latinoamérica no puede ser ajena.

"Nuestra apuesta no es solo de acceso a la educación, sino por una educación de calidad, esa es la agenda que tenemos", afirmó.

Según Grynspan, "la región nunca más va a poder competir con salarios bajos" como bandera porque hay otros países que también lo hacen y con un nivel de preparación mayor de la mano de obra, y también porque en los sistemas democráticos "nos impedirían bajar los salarios".

Grynspan dijo que en los sistemas educativos es necesario "superar la falsa dicotomía entre acceso y calidad" porque de lo que se trata es de que la educación sea la mejor posible en todos los casos

En ese sentido, dijo que en los sistemas educativos es necesario "superar la falsa dicotomía entre acceso y calidad" porque de lo que se trata es de que la educación sea la mejor posible en todos los casos.

Esa visión coincide con el informe "Perspectivas económicas de América Latina 2016. Hacia una nueva asociación con China", elaborado en conjunto por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el banco de desarrollo de América Latina (CAF), presentado hoy en Cartagena.

"Las mejoras en materia de educación y competencias en China brindarán al país una posición mejor que la de América Latina para competir en los mercados globales y superar la trampa del ingreso medio", señala el informe.

En ese estudio, los tres organismos internacionales recomiendan a los países latinoamericanos "mejorar y profundizar" su relación con China para enfrentar los desafíos que suponen el desplazamiento del "centro de gravedad" mundial desde las economías desarrolladas a las emergentes y los cambios en el modelo de consumo del gigante asiático.

"Tenemos que hacer una transformación productiva de un modelo más tradicional de ventajas comparativas –materias primas y bajos salarios– a un modelo de ventajas competitivas basado en la tecnología, la educación y la innovación", explicó en la presentación del estudio el presidente ejecutivo de CAF, Enrique García.

Según García, esta transformación es necesaria no solo para dar dinamismo a las economías sino también para que los países puedan "mantener las exitosas políticas sociales" de los últimos años, para lo cual se necesita un crecimiento económico anual promedio del 4,5 por ciento.

Por su parte, la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, destacó que la región debe relanzar su relación estratégica con China y una manera de conseguirlo es mediante una mayor competitividad, que se logra con más inversión en investigación y desarrollo.

Según cifras presentadas por Bárcena, China invierte actualmente el 2% de su producto interior bruto (PIB) en investigación y desarrollo, y países industrializados, como Israel, el 4%, mientras que "nuestra región no pasa del 0,4%".

"China se ha dedicado a invertir en su gente", dijo la dirigente de la CEPAL, y agregó que América Latina debe hacer lo mismo, especialmente en educación técnica porque con "gente mucho más preparada" y con estrategias comerciales y económicas conjuntas, en vez de individuales, se puede obtener un mayor beneficio en la relación con ese país.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2