Indígenas comienzan una marcha en contra del Gobierno de Ecuador

(EFE).- Indígenas convocados por la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) iniciaron hoy una marcha desde la Amazonía con dirección a Quito para rechazar algunos aspectos del Gobierno ecuatoriano, liderado por Rafael Correa.

Dirigentes indígenas participaron en un ritual que involucró la purificación con fuego, agua, plantas y música, con el que se dio inicio a la marcha, que partió esta mañana desde el cantón El Pangui, en la provincia amazónica de Zamora Chinchipe.

En el ritual, el líder indígena Salvador Quishpe, aseguró que inician "la resistencia", y por ello pidieron "permiso" a la Madre Tierra para que les "dé las fuerzas y poder avanzar en la caminata y para poder vencer todos los obstáculos que nos están poniendo en el camino, en la vida", dijo.

Según una trasmisión de la ceremonia por el portal LaRepublica.ec., Quishpe, que es prefecto de Zamora, agradeció a los participantes de la marcha en la que aseguró "hay una gran representación de Ecuador".

Los líderes indígenas reunidos en El Pangui recibieron el denominado "mandato de los pueblos de la Cordillera del Cóndor" en el que piden, entre otros, el archivo de las enmiendas constitucionales que trata la Asamblea Nacional, entre las que figura el de la "reelección indefinida".

La mencionada enmienda podría permitir a Correa presentarse para una nueva reelección en los comicios de 2017.

Tras los discursos al término de la ceremonia se escuchó el rechazo al jefe de Estado al grito de "fuera Correa fuera".

Según el presidente de la Conaie, Jorge Herrera, prevén que el recorrido iniciado hoy culmine el 13 de agosto en Quito.

Herrera señaló que el próximo 10 de agosto se producirá la declaración en todo el país del "gran levantamiento de los pueblos del Ecuador", que se traducirá en manifestaciones en diferentes partes de la nación, si bien dentro del sector indígena existen grupos que apoyan al gobierno y han anunciado que no secundaran las movilizaciones.

Apuntó que la manifestación indígena se unirá a la paralización de actividades que han convocado gremios de obreros para el próximo 13 de agosto.

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, presentó ayer en el informe semanal de labores del Ejecutivo testimonios de indígenas que apoyan al Gobierno y apuntó que la población tiene derecho a manifestarse pero recordó que la paralización de servicios públicos está prohibida por la ley.

Asimismo, comentó que no se debe interrumpir el paso por las carreteras ni destruirlas e insistió en que en la administración de Correa ha trabajado también en favor de los sectores indígenas.

El vicepresidente reiteró que el país requiere un diálogo profundo en torno al tipo de sociedad en que quieren vivir los ecuatorianos.

El Ejecutivo convocó a ese diálogo en junio pasado cuando estallaron manifestaciones en contra del envío a estudio en el Parlamento de dos proyectos de ley para elevar impuestos a las herencias y la plusvalía.

El retiro temporal de esos proyectos de ley del Legislativo no frenó las protestas que han disminuido en fuerza y cantidad, pero que ampliaron su ámbito a diversos aspectos de la administración de Correa que, de su lado, insiste en la necesidad de profundizar el diálogo para superar la desigualdad. 


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0