Israel ataca objetivos de Irán en Siria tras atribuirle el lanzamiento de cohetes

Trump recrudeció este miércoles sus amenazas a Teherán mientras el precio del crudo se dispara

Israel lanzó el mayor ataque sobre Siria en décadas y lo hizo contra objetivos iraníes. (EP)
Israel lanzó el mayor ataque sobre Siria en décadas y lo hizo contra objetivos iraníes. (EP)

(EFE).- El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó este miércoles a Irán con "consecuencias muy graves" si reanuda su programa nuclear, y rebajó las expectativas de que EE UU pueda alcanzar un nuevo acuerdo internacional que reemplace el pacto de 2015, mientras su Gobierno preparaba nuevas sanciones a Teherán.

"Ese acuerdo hirió al mundo", dijo Trump en referencia al pacto firmado en 2015 junto a Rusia, China, Francia, Alemania y el Reino Unido, que imponía límites al programa nuclear de Irán a cambio del levantamiento de algunas de las sanciones internacionales.

Al día siguiente de anunciar la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, Trump defendió su decisión y dijo que muchos países están "muy contentos" de que la tomara, entre ellos Israel, que este mismo jueves ha atacado decenas de objetivos militares iraníes en Siria tras sufrir, según fuentes militares, el lanzamiento de 20 cohetes, de los que 4 fueron interceptados y el resto cayeron en suelo sirio.

Israel ha atacado decenas de objetivos militares iraníes en Siria tras sufrir, según fuentes militares, el lanzamiento de 20 cohetes, de los que 4 fueron interceptados y el resto cayeron en suelo sirio

"Hemos atacado decenas de objetivos militares en Siria", ha explicado a un grupo de periodistas el portavoz militar Johnatan Conricus, que ha agregado que han "estado en esta operación varias semanas, casi un mes, en los que se ha conseguido frustrar varios ataques iraníes".

"El ataque de anoche fue uno de los más graves de la Fuerza Al Quds de la Guardia Revolucionaria contra la soberanía israelí, fue ordenado y comandado por el general Suleimaní y no logró sus objetivos", ha añadido.

Mientras el Gobierno iraní evaluaba sus opciones tras el anuncio de retirada de Estados Unidos, Trump advirtió de que tomará medidas si Teherán decide volver a enriquecer uranio a "nivel industrial", como planteó este martes el presidente iraní, Hasan Rohaní.

"Aconsejaría a Irán que no reanuden su programa nuclear. Se lo aconsejaría rotundamente. Habrá consecuencias muy graves si lo hacen", subrayó Trump durante una reunión con su gabinete.

Sobre su oferta de negociar un pacto más amplio sobre el programa nuclear de Irán y sus actividades en la región, Trump aseguró: "Alcanzaremos un acuerdo realmente bueno para el mundo, o de lo contrario no alcanzaremos ningún acuerdo".

Poco antes, un alto funcionario estadounidense aseguraba que esa posible nueva negociación no estará necesariamente limitada a los países miembros del pacto de 2015 sino que podrían sumarse a ella otros que tengan "un interés" en "constreñir el comportamiento de Irán".

Trump aseguró que planea imponer a Irán "algunas de las sanciones más duras" que su país ha aplicado "jamás" a otra nación, y que entrarán en vigor "muy pronto"

Trump aseguró que planea imponer a Irán "algunas de las sanciones más duras" que su país ha aplicado "jamás" a otra nación, y que entrarán en vigor "muy pronto".

Más tarde, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, aseguró que pronto se anunciarán nuevas sanciones contra Irán, que se sumarán a las que Estados Unidos levantó como parte del acuerdo nuclear y que el Departamento del Tesoro ha ordenado volver a imponer a raíz de la decisión de Trump.

"Estamos preparándonos para sumar sanciones adicionales, que podrían llegar como pronto la semana que viene", dijo Sanders.

Pero, por ahora, los países europeos están especialmente preocupados por las sanciones que se levantaron a partir de 2015, y que afectan tanto a las empresas estadounidenses como a las de terceros países.

El Departamento del Tesoro ha aplazado esas restricciones para dar tiempo a las empresas a cerrar sus negocios en Irán, pero en agosto volverá a sancionar la adquisición de deuda iraní y el comercio de oro; y en noviembre penalizará la compra de petróleo y las operaciones con el Banco Central de Irán, entre otras.

Es posible que haya "exenciones" para algunos países o empresas una vez que vuelvan a aplicarse esas sanciones, según aseguró el funcionario estadounidense.

Esa posibilidad abre una rendija de alivio para los aliados europeos de Trump, que han lamentado al unísono la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear y están preocupados por el impacto que la decisión puede tener en las empresas de sus países y en la estabilidad en Oriente Medio.

Los aliados europeos han lamentado al unísono la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear y están preocupados por el impacto que la decisión puede tener en las empresas de sus países y en la estabilidad en Oriente Medio

Mientras tanto, las tensiones ya están repercutiendo en otro ámbito, el precio del petróleo, que se disparó este miércoles a niveles no vistos desde finales de 2014.

El barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, llegó a cotizar en 77,42 dólares durante una sesión que cerró en 77,21 dólares -una subida del 3,15%-, mientras que el intermedio de Texas (WTI) cerró en 71,14 dólares, un 3,01% más respecto a jornada anterior. Una inesperada reducción de 2,2 millones de barriles en las reservas de Estados Unidos contribuyó asimismo a consolidar la tendencia al alza en los precios.

Irán exporta cerca de 2,5 millones de barriles al día, lo que cubre alrededor de un 3% de la demanda global, por lo que los analistas anticipan que un nuevo veto sobre sus ventas afectará al equilibrio del mercado.

Trump ha fijado un plazo de 180 días, hasta principios de noviembre, antes de reimplantar restricciones a la compra de petróleo y productos petroquímicos iraníes.

Esa medida puede reducir de forma directa en 400.000 barriles diarios las exportaciones desde Irán, según indicó a Efe Sam Alderson, analista de la firma Energy Aspects, lo que obligará a refinerías en Europa, Corea del Sur, India y Japón, entre otros países, a buscar proveedores alternativos.

Irán exporta cerca de 2,5 millones de barriles al día, lo que cubre alrededor de un 3% de la demanda global, por lo que los analistas anticipan que un nuevo veto sobre sus ventas afectará al equilibrio del mercado

La reinstauración de las sanciones provocará además dificultades en las empresas que quieran operar en Irán para encontrar financiación y negociar nuevos seguros, por lo que en la práctica las medidas pueden conllevar restricciones adicionales al comercio de crudo.

Teherán se podría ver obligada entonces a reducir aún más su producción, una vez sus instalaciones para almacenar petróleo hayan alcanzado sus límites, según Alderson.

"Sea cual sea la reducción, la renovación de las sanciones sobre el petróleo iraní tendrá un impacto significativo en la oferta global en los próximos meses", sostuvo el experto.

"Los compradores de petróleo iraní cuentan ahora con una ventana de 180 días para reducir significativamente sus compras, a fin de garantizarse una exención que les permita continuar haciendo pedidos", señaló el analista.

Rohaní anunció que su Gobierno continuará por ahora en el acuerdo nuclear de 2015 y negociará con el resto de firmantes para evaluar si puede continuar la "colaboración" con ellos

El presidente de Irán, Hasan Rohaní, anunció por su parte que su Gobierno continuará por ahora en el acuerdo nuclear de 2015, pese a la retirada de EE UU, y negociará con el resto de firmantes para evaluar si puede continuar la "colaboración" con ellos.

La decisión de Estados Unidos ha intensificado la tendencia al alza que el Brent europeo ha registrado desde junio de 2017, impulsado en parte por las medidas de la Organización de Países Exportradores de Petróleo (OPEP) para limitar su producción.

El cártel petrolero, que cuenta con Arabia Saudí e Irán entre sus principales productores, decidió congelar sus extracciones a finales de 2016 a fin de terminar con la caída de los precios que había llevado al barril a cotizar por debajo de los 30 dólares.

La recuperación del precio, de más del 60% desde finales de junio del año pasado, ha beneficiado a la naciente industria del esquisto de Estados Unidos, que se había visto obligada a detener parte de su actividad por falta de rentabilidad cuando los precios se desplomaron.

__________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 31