El Ejército israelí asegura que investigará las denuncias de las ONG de derechos humanos

(EFE).- El Ejército israelí aseguró este jueves que está "profundamente comprometido" con el cumplimiento de sus "obligaciones legales internacionales" y dice haber creado un comité especial para examinar los "incidentes excepcionales" que ocurrieron durante la reciente operación Margen protector en Gaza.

En un comunicado de respuesta a las denuncias de crímenes de guerra que hizo hoy la ONG  Human Rights Watch (HRW), el Ejército exhorta a estas organizaciones a mantener "una diálogo abierto" para "ayudar en el proceso de investigación".

"Su decisión de abstenerse" de comunicarse con el Ejército "no es favorable para las normas que dicen promover", se indica en la nota de prensa.

En un informe que recoge las conclusiones de una investigación, HRW denunció que Israel ha cometido crímenes de guerra en al menos tres ataques en los que se vieron envueltos civiles durante la ofensiva bélica que lanzó entre los pasados 8 de julio y 26 de agosto contra la Franja de Gaza.

HRW precisa que las fuerzas israelíes violaron el derecho de guerra en tres ataques contra colegios regentados por la ONU que albergaban a desplazados palestinos, y en los que murieron numerosos civiles.

Dichas acciones, ocurridas el 24 y 30 de julio y el 3 de agosto, dejaron un total de 45 víctimas mortales, incluidos 17 menores, y subraya que los objetivos militares no eran claros, lo que hace pensar que fueron ilegalmente indiscriminados.

"El Ejército israelí llevó a cabo ataques sobre o cerca de tres colegios perfectamente señalados donde sabía que centenares de personas estaban refugiadas, matando e hiriendo a numerosos civiles", se afirma en un documento firmado por el asesor especial de HRW, Fred Abrahams.

El responsable sostuvo que "Israel no ha ofrecido una explicación convincente de (la razón de) esos ataques a los colegios adonde la gente había acudido en busca de refugio, o de la carnicería resultante".

Tres semanas después de concluir la ofensiva, las principales ONG de derechos humanos han publicado graves acusaciones contra el Ejército y han expresado sus dudas de que vaya a investigar las denuncias presentadas.

La organización israelí de defensa de los derechos humanos Betselem criticó este jueves ese proceso de investigación y dudó de sus resultados, ya que este no aclara la cadena de mando de cada orden y elude así que se puedan dilucidar responsabilidades a alto nivel.

En un comunicado, Betselem subrayó que "las esperanzas son mínimas" porque los mismos asesores legales que ayudaron a los soldados durante la operación serán los que ahora examinen caso a caso.

"A tenor de nuestra experiencia pasada con investigaciones similares, no tenemos muchas esperanzas. Creemos que los resultados llevarán a un maquillaje, a un lavado de cara", explicó la organización.

Las Fuerzas Armadas israelíes informaron el miércoles de que se están analizando cinco casos de supuesta mala práctica de sus tropas durante la reciente ofensiva en Gaza, en dos de los cuales ordenó lanzar una investigación criminal, y que se habían abierto 90 expedientes de los que 44 estaban en fase de tramitación.

En su respuesta de hoy a HRW, el Ejército también asegura que la Fiscalía Militar, aunque enmarcada en sus filas, tiene un estatus independiente que le distingue de "la cadena de mando" militar, y recuerda que todas sus resoluciones "pueden ser objeto de apelación tanto al Fiscal General del Estado como a la Corte Suprema".

El elevado número de víctimas civiles en Gaza (más de 2.000 muertos y unos 10.000 heridos) despertó la alarma internacional y llevó al consejo de Derechos Humanos de la ONU a crear una comisión que analizará las denuncias sobre posibles violaciones del derecho internacional.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0