Jimmy Morales, del escenario a la Presidencia de Guatemala

Jimmy Morales durante la campaña de 2015 que lo encumbró a la presidencia de Guatemala. (@jimmymoralesgt)
Jimmy Morales durante la campaña de 2015 que lo encumbró a la presidencia de Guatemala. (@jimmymoralesgt)

(EFE).- El actor Jimmy Morales, que hasta ahora se desenvolvía entre las bromas y las gracias de su anterior faceta de comediante, asumirá mañana la Presidencia de Guatemala, un país en una grave crisis económica, social e institucional.

Morales, un derechista de 46 años, ganó las elecciones el pasado 25 de octubre por el partido Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) y sentó un precedente en la historia mundial al ser el primer émulo de Ronald Reagan en América Latina.

Su principal desafío en los cuatro años de Gobierno (2016-2020) no serán los chistes ni la jarana, sino combatir la corrupción.

Su principal desafío en los cuatro años de Gobierno no serán los chistes ni la jarana, sino combatir la corrupción

Ese es uno de sus compromisos. Así lo reiteró en varias apariciones públicas, en las que aseguró que su mandato es "del pueblo" y que como decía en su lema de campaña, durante su administración no se va a permitir que "ni corrupto, ni ladrón" sean las características de los representantes de la institución.

Nacido el 18 de marzo de 1969 en ciudad de Guatemala como James Ernesto, nombre que luego cambió a Jimmy, consiguió el 10 de marzo de 2013 la secretaría de su partido, fundado por militares retirados de la vieja guardia, uno de los factores que muchos sectores ven como un peligro para el país.

Esta situación se agrandó cuando la fiscalía guatemalteca solicitó la pasada semana un antejuicio contra Edgar Ovalle, diputado electo por FCN-Nación, que supuestamente participó en al menos 558 desapariciones forzadas de indígenas durante la década de los 80, en pleno conflicto armado interno (1960-1996).

Ovalle está considerado como la mano derecha de Morales y varias voces lo sitúan como el nuevo secretario de la formación política en cuanto mañana Morales asuma como el presidente número 50 de Guatemala y el décimo de la era democrática.

En esta nueva faceta, el excomediante, de una arraigada creencia evangélica, debe adoptar medidas contundentes contra la corrupción, la violencia, la escasez de recursos económicos o la pobreza, los principales retos de la nación centroamericana, según varios analistas.

Hijo de José Everardo Morales Orellana y de Celita Ernestina Cabrera Acevedo, Morales realizó su educación primaria, básica y diversificada en el Instituto Evangélico América Latina, en el que se graduó de perito contador.

De niño asegura que vendió plátanos en un mercado, de adolescente comerció con plásticos, luego con ropa usada y ahora se considera un empresario de éxito.

De niño asegura que vendió plátanos en un mercado, de adolescente comerció con plásticos, luego con ropa usada y ahora se considera un empresario de éxito

Hasta hace unos meses, su principal mérito era el programa Moralejas, un espacio de comedia emitido en un canal de televisión local durante 18 años en el que participaba junto con su hermano Sammy y que le hizo alcanzar una gran popularidad y simpatía entre la población gracias a su personaje de Neto.

Pero en su faceta humorística destaca también su participación en las películas Un presidente de a sombrero, Ve que vivos, Una estructura en el más allá y Repechaje, entre otros filmes que él mismo produjo junto a familiares.

Morales supo usar a su favor este don de la gracia para meterse en el bolsillo a los guatemaltecos y aprovechar la crisis política que sacudió los cimientos de Guatemala el año pasado con la renuncia del expresidente Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti, ambos en prisión preventiva por liderar una red de corrupción aduanera conocida como La Línea.

Ese desencanto de los guatemaltecos con la "vieja política" lo llevó a derrotar en la segunda vuelta electoral a la socialdemócrata Sandra Torres, con casi el 70 por ciento de la población a su favor.

La llegada de este novato a la Presidencia, que no tiene por delante un camino de rosas, marcará un antes y un después, como lo hizo en Estados Unidos Ronald Reagan (1911-2004), un actor de segunda fila en Hollywood que tras ser gobernador de California fue elegido presidente en 1980 y reelegido en 1984.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0