Joe García busca recobrar para los demócratas un escaño clave con el impulso migratorio

Joe García con su equipo de campaña en Key West (Florida). (@JoeGarcia)
Joe García con su equipo de campaña en Key West (Florida). (@JoeGarcia)

(EFE).- El excongresista demócrata por Florida Joe García quiere recuperar para su partido uno de los mayores distritos hispanos del país acudiendo a su récord a favor de una reforma migratoria y como promotor de una política "racional" hacia Cuba.

García, que en 2013 lideró el proyecto de reforma migratoria en la Cámara de Representantes, que se quedó estancado por la oposición de la mayoría republicana, dice que el Distrito 26, en el que se crió y ha vivido toda su vida, refleja el futuro de la nación.

"No hay lugar que se beneficie más de una reforma migratoria que el sur de Florida", expresó García en una entrevista con Efe.

"No hay lugar que se beneficie más de una reforma migratoria que el sur de Florida", expresó García

El aspirante demócrata precisó que en esta región hay desde inmigrantes inversionistas de alto nivel hasta agricultores y beneficiarios de varios estatus migratorios temporales como el TPS y el DACA, este último para estudiantes indocumentados que fueron traídos de niños por sus padres.

La ciudad de Miami está a la "vanguardia de lo que va a pasar en términos de centros urbanos en el país entero", manifestó García, de 52 años, quien dice que su experiencia como líder en esta comunidad fue uno de sus principales aportes al Congreso federal.

Señaló que centros urbanos como Miami acogen gran cantidad de hispanos, inmigrantes o de segunda generación, obreros, clase media o ejecutivos y "están cambiando para bien el contexto de Estados Unidos".

El cubano-estadounidense aseguró que se trata de una realidad que no se puede ignorar y que, por eso, es "imposible" que el candidato republicano presidencial, Donald Trump, pueda ganar en un estado en el que no es "competitivo".

Hace unos años era esencial para los republicanos ganar el 50% del voto hispano en Florida, Trump está ganando menos del 14%, y eso está pasando en otros estados del resto del país, expresó García.

Recordó además que en el Distrito 26, el presidente Barack Obama fue reelegido en 2012 con una ventaja de casi diez puntos sobre el republicano Mitt Romney, en un estado electoralmente pendular ( swing states) de la nación en el que los demócratas buscan reforzar su influencia.

El excongresista explicó además que es muy posible que se logre una reforma migratoria, incluso "más generosa" que la de 2013, "con mayores atribuciones para los jueces de inmigración", en los primeros meses de una eventual Presidencia de Hillary Clinton, candidata demócrata a la Casa Blanca.

Señaló que confía en que habrá para ello un compromiso de los conservadores en la cámara baja "por el futuro de ese partido" y su relación con el creciente electorado latino, después del "desastre" que le ha provocado la nominación de Trump.

"Es una batalla que a largo plazo los republicanos no pueden ganar, tiene que haber un grupo responsable que debe dejar que esto pase", manifestó.

El excongresista explicó que 69% de la población del Distrito 26, que comprende gran parte del condado Miami-Dade, el más poblado de Florida, y todo el de Monroe, es hispano, una mayoría de ellos de origen cubano.

"No es el cambio que todos queremos para Cuba, pero está mejor que hace diez años, hay un espacio que no existía para la sociedad civil, la oposición, más intercambio de información y de viajes"

Presidente en el pasado de una de las organizaciones del exilio cubano más influyentes del país, la Fundación Nacional Cubano Americana (CANF), García es además un promotor de los acercamientos entre EE UU y Cuba.

"No es el cambio que todos queremos para Cuba, pero está mejor que hace diez años, hay un espacio que no existía para la sociedad civil, la oposición, más intercambio de información y de viajes", aseguró.

"No pido que me den 53 años más sino cuatro o cinco más para seguir esta política", solicitó a los opositores de los acercamientos de la nueva política en referencia a las más de cinco décadas de enemistad entre ambos países.

Sobre la Ley de Ajuste Cubano, que beneficia a los inmigrantes de la isla, enfatizó que es partidario de una "política coherente" teniendo en cuenta lo que pasa en la Isla, en temas de represión, y lo que el Gobierno de Estados Unidos busca como objetivo final.

Aunque está de acuerdo con sancionar a aquellos que han abusado de la ley, aseguró que la "retórica" de acabar con ella es "irresponsable" y además ha aumentado el éxodo masivo.

García representó en el Congreso federal este distrito entre enero de 2013 y enero de 2015 y ahora para recuperar el escaño debe enfrentar en las primarias de agosto a la colombiana Annette Taddeo-Goldstein y luego en las generales de noviembre al republicano Carlos Curbelo, con quien perdió en 2014 en unas elecciones "malas para los demócratas".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1