Kissinger pensó en bombardear a Cuba en 1976 en represalia por su intervención militar en Angola

"Antes o después tendremos que golpear a los cubanos", dijo el secretario de Estado Henry Kissinger al presidente Gerald Ford en una reunión en la Casa Blanca en 1976, de acuerdo con documentos desclasificados a petición de un grupo de investigadores estadounidenses del National Security Archive.

Según la transcripción del encuentro incluida en un libro de reciente publicación, Back Channel to Cuba, Kissinger estaba muy enfadado con la decisión de Fidel Castro de mandar tropas a Angola a finales de 1975 en contubernio con la Unión Soviética. Además de afectar a los intereses de Washington en África, la intervención de La Habana empezó precisamente cuando el secretario de Estado estaba dando unos pasos en secreto para intentar mejorar las relaciones con la Isla.

Kissinger pidió a un grupo de expertos la elaboración de posibles medidas de represalia en caso de que Cuba interviniera en otro país africano. Los planes planteaban el bombardeo de puertos e instalaciones militares en Cuba y el envío de marines a la base de Guantánamo para "aplastar" a los cubanos, en palabras del propio Kissinger.

Según los autores del libro, William M. LeoGrande y Peter Kornbluh, citados por The New York Times en su edición de hoy, "Kissinger, el jugador global de ajedrez, se sintió insultado porque un pequeño país arruinara sus planes para África".

"Si decidimos usar la potencia militar, debemos tener éxito", dijo el secretario de Estado, según los documentos desclasificados. "No debería haber medidas de media tinta: no conseguiremos ningún premio si usamos la fuerza militar en moderación. Si nos decidimos por el bloqueo, debe ser despiadado, rápido y eficiente", advirtió.

Finalmente, los planes de contingencia fueron engavetados a raíz de la victoria del demócrata Jimmy Carter en las elecciones presidenciales de 1976.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 45