Leopoldo López vuelve a juicio sin que su defensa pueda presentar pruebas

La audiencia coincidió con un cacerolazo convocado contra el sistema de captahuellas para la compra de productos

(con información de EFE).- Este jueves se celebró una nueva audiencia en el juicio al opositor Leopoldo López, un proceso al que su defensa asiste a ciegas pues, según los abogados, el tribunal que lleva el caso insiste en negar las pruebas que han presentado, incluyendo testigos.

López, preso desde el 18 de febrero, está acusado de instigación pública, agavillamiento (asociación para delinquir), daños a la propiedad e incendio por los hechos violentos del pasado 12 de febrero en Caracas, que fueron el detonante de las protestas antigubernamentales que se registraron hasta mayo pasado y en las que fallecieron más de 40 personas y cientos resultaron heridas y detenidas.

"Fue una cobardía de Maduro ordenar mi encarcelamiento y ahora tiene miedo que se escuche y se vea este 'juicio'", dijo López al inicio de la audiencia, según difundió su esposa, a través de twitter. Por esa misma vía informó, al final de la audiencia, que el proceso se retomará el próximo 10 de septiembre.

El equipo de abogados de López ha anunciado nuevas acciones para solicitar que sean admitidas las pruebas del dirigente pues afirman que desde la audiencia preliminar al proceso judicial se le han negado a la defensa las que han presentado.

El juicio, que comenzó el pasado 23 de julio, tuvo su segundo episodio el pasado 6 de agosto, siguió el 13 de este mismo mes, continuó hoy y se reanudará el próximo 10 de septiembre.

"Este es un juicio donde se trata de revivir únicamente las pruebas que ha presentado la Fiscalía, porque a nosotros no se nos han aceptado las nuestras, entonces en esa sala solo habrá una media verdad y con una media verdad jamás habrá justicia", dijo uno de los abogados de López.

Mientras, en las calles, la oposición venezolana protestaba con un cacerolazo y otras manifestaciones contra la anunciada instalación de un sistema de captahuellas para la compra de productos.

El cacerolazo fue convocado por la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para protestar contra el llamado "sistema biométrico" que el Gobierno de Nicolás Maduro ha dicho que instalará en los comercios del país para combatir el contrabando y que la oposición rechaza al tacharlo de método de "racionamiento".

El partido de Leopoldo López, Voluntad Popular (VP), no solo se ocupó de pedir el apoyo a su líder, sino también de apoyar convocando al cacerolazo en twitter con la etiqueta #NoAlCaptahuellasDeMaduro.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11