Líderes iberoamericanos coinciden en que la paz traerá crecimiento a Colombia

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, conversa con el presidente del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián en el foro sobre beneficios de la paz en Colombia. (@JuanManSantos)
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, conversa con el presidente del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián en el foro sobre beneficios de la paz en Colombia. (@JuanManSantos)

(EFE).- La firma de la paz con la guerrilla de las FARC impulsará el crecimiento económico y la inversión en Colombia, coincidieron este miércoles líderes políticos y empresariales iberoamericanos reunidos en un foro en Bogotá.

En el panel central del foro Los beneficios de la paz en Colombia, el presidente Juan Manuel Santos dialogó con el consejero delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián, a quien aseguró que incorporar a los guerrilleros de las FARC a la vida civil no supondrá un esfuerzo económico significativo pero sí traerá réditos al país.

El mandatario aseveró que Colombia tiene un sistema efectivo y que reincorporar a unos 14.000 guerrilleros, entre armados y milicianos, "no va a ser ningún esfuerzo desde el punto de vista económico".

Además, se refirió a la reparación de las víctimas del conflicto, a quienes ha puesto en el centro de las negociaciones de paz, según ha afirmado en varias ocasiones.

En referencia a uno de los mayores temores de las FARC, el de que sean asesinados una vez desmovilizados, el mandatario dijo que son "nulas" las posibilidades de que se repita el exterminio de los años 80

"Llevamos 600.000 víctimas reparadas a un costo fiscal enorme y seguirá porque tenemos registradas más de ocho millones de víctimas", apostilló Santos antes de agregar que "queda mucho camino por recorrer".

En referencia a uno de los mayores temores de las FARC, el de que sean asesinados una vez desmovilizados, el mandatario dijo que son "nulas" las posibilidades de que se repita el exterminio del que fueron objeto los integrantes del partido de izquierdas Unión Patriótica (UP) entre los años 80 y 90.

Un poco antes, el jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, defendió la aprobación del plebiscito del próximo 2 de octubre en el que los colombianos decidirán si aprueban o no el acuerdo con las FARC.

Según De la Calle, si gana el "no" en el plebiscito "sería un desastre nacional".

El funcionario dijo que solo es "una ilusión" la que han planteado los opositores al proceso de que, en caso de ganar el "no" se puede "negociar en mejores condiciones" de nuevo con el grupo guerrillero.

Por ello, añadió que el acuerdo rubricado con las FARC el pasado 24 de agosto y que será firmado de manera oficial en un acto solemne en Cartagena de Indias el 27 de este mes es "el mejor posible" pese a "todos los defectos que le atribuyen".

"El camino está servido, es una oportunidad de una paz real que se va a desarrollar en una década, probablemente", agregó.

El evento también tuvo un hueco para que los empresarios dialogasen acerca de las ventajas que les traerá la paz.

El presidente ejecutivo de la Fundación Telefónica, César Alierta, dijo que una vez se firme el acuerdo de paz con las FARC "va a ser espectacular" el crecimiento de la inversión extranjera en Colombia

En ese escenario, el presidente ejecutivo de la Fundación Telefónica, César Alierta, dijo que una vez se firme el acuerdo de paz con las FARC "va a ser espectacular" el crecimiento de la inversión extranjera en Colombia.

"Como consecuencia del proceso de paz esa inversión extranjera que va a ser espectacular, va a tener un efecto arrastre tremendo sobre las medianas y pequeñas empresas", dijo Alierta el panel en el que también intervinieron los presidentes del BBVA Colombia, Oscar Cabrera, y de Telefónica en el país, Alfonso Gómez Palacio, entre otros.

En el foro, organizado por Prisa y la Fundación Buen Gobierno en Bogotá, también coincidieron tres expresidentes, Ricardo Lagos (Chile), Ernesto Samper (Colombia), Álvaro Arzú (Guatemala), y el exjefe del Gobierno español Felipe González.

Todos ellos ratificaron su apoyo al proceso y destacaron que traerá beneficios al país.

González recordó algunas de sus conversaciones con el Nobel Gabriel García Márquez y lamentó que no siga vivo para ver el acuerdo porque "encontraría la frase para que los colombianos entendieran la importancia del momento que estamos viviendo".

Felipe González comparó la paz de Colombia con la caída del Muro de Berlín, cuando correligionarios de los líderes que lo propulsaron mostraron su oposición pese a que no habían vivido la división de Alemania

El expresidente del Gobierno español (1982-1996) también comparó la paz de Colombia con la caída del Muro de Berlín, cuando correligionarios de los líderes que lo propulsaron mostraron su oposición pese a que no habían vivido la división de Alemania.

Lagos, presidente de Chile entre 2000 y 2006, recalcó el hecho de que la paz en Colombia hará que América Latina sea un "continente libre de guerra", en un mundo "que no tiene buenas noticias en el resto de continentes".

El acto lo cerró otro expresidente, el conservador Belisario Betancur, que rigió los destinos de Colombia entre 1982-1986 y que hizo varios intentos infructuosos por alcanzar la paz con varios grupos guerrilleros.

Betancur, que ha defendido que haya opositores al proceso entre los miembros de su partido como el expresidente Andres Pastrana, también dijo que la paz traerá grandes beneficios al país.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0