Merkel viaja a Turquía a impulsar el plan común para la crisis de refugiados

La canciller alemana Angela Merkel con un refugiado. (Twitter)
La canciller alemana Angela Merkel con un refugiado. (Twitter)

(EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, viaja mañana a Ankara a impulsar la puesta en marcha del Plan de Acción UE-Turquía frente a la crisis de los refugiados, un problema que amenaza la zona Schengen, pero también la popularidad de la mujer más poderosa de Europa.

"Ahora se trata de implementar el acuerdo UE-Turquía para ayudar a mejorar las condiciones de vida de los refugiados en Turquía", indicó Merkel el viernes.

Por este compromiso, firmado a finales del año pasado, la UE se compromete a ayudar con 3.000 millones de euros a la asistencia de los 2,5 millones de refugiados sirios que acoge en la actualidad Turquía, y a estudiar la eliminación de los visados para los ciudadanos turcos.

Ankara, por su parte, elevará el control en su frontera marítima con Grecia, una de las principales rutas de los peticionarios de asilo en Europa, y facilitará la educación de los menores refugiados y la inserción laboral de los adultos.

La canciller volvió a subrayar ayer la importancia de mejorar la protección de las fronteras exteriores de la zona de libre circulación de personas, bienes y mercancías de Europa

La canciller volvió a subrayar ayer la importancia de mejorar la protección de las fronteras exteriores de la zona de libre circulación de personas, bienes y mercancías de Europa, amenazada por las oleadas de refugiados.

Merkel argumentó que "debemos proteger nuestras fronteras exteriores porque queremos mantener (la zona) Schengen", "un fundamento de nuestro bienestar" que en la actualidad se encuentra "en peligro".

Varios países, incluida Alemania, han establecido controles temporales en sus fronteras para registrar o frenar la llegada de refugiados a sus territorios, algo que, si se perpetúa, podría acabar con la zona Schengen, lo que sería un notable revés político y económico para Europa, según los analistas.

El portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, agregó a este respecto que Merkel y Davutoglu hablarán sobre las vías para lograr pasar de una inmigración ilegal a una legal.

"Es evidente que el tráfico de personas continúa existiendo frente a las costas turcas, es decir, es evidente que hay todavía una tarea pendiente", indicó.

La puesta en marcha del Plan de Acción UE-Turquía va a contribuir a que se "reduzca claramente el número de refugiados", según Merkel, que se ha visto acosada por sus socios bávaros por negarse a establecer una cuota anual de refugiados.

El respaldo social hacia la política de asilo de Merkel también está cayendo en Alemania, que el año pasado recibió 1,1 millones de refugiados, especialmente tras los incidentes de Nochevieja en Colonia

El respaldo social hacia la política de asilo de Merkel también está cayendo en Alemania, que el año pasado recibió 1,1 millones de refugiados, especialmente tras los incidentes de Nochevieja en Colonia, por los que se han presentado mas de 700 denuncias por acoso sexual.

La popularidad de Merkel ha caído 12 puntos en enero, hasta el 46 %, su peor valor en cuatro años y medios, según una encuesta de la cadena pública "ARD".

Además, un sondeo de la casa Infratest indicaba recientemente que el 81 % de los alemanes cree que su gobierno no tiene bajo control la crisis de los refugiados y que casi dos de cada tres ciudadanos no está contento con el trabajo de la gran coalición.

Para sacar adelante su plan, la canciller no sólo necesita la colaboración de Turquía, a donde ha viajado en dos ocasiones en los últimos meses por la crisis de los refugiados, sino que también necesita el respaldo esquivo de sus socios europeos.

Merkel sigue apostando porque todos los países miembros de la UE se comprometan a aceptar "contingentes legales de refugiados", una propuesta esencialmente alemana que sigue generando un intenso rechazo en algunas capitales del continente, sobre todo en el este de Europa.

Además, Merkel también ve necesario para poner bajo control la crisis de los refugiados que se alcance una "solución política" para Siria.

Sobre esta guerra civil que desangra el país árabe desde hace cinco años, también hablará Merkel en Ankara con Davutoglu, ya que Turquía está muy involucrada en el conflicto como vecina, enemiga del presidente sirio Bachar al Asad y de los kurdos, y también como objetivo del Estado Islámico (EI).

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2