México: otro alcalde interrogado por el crimen de los 43 estudiantes

(AFP)- La fiscalía mexicana interroga desde el viernes al alcalde de Cocula (sur), la localidad donde habrían sido masacrados 43 estudiantes en septiembre, pero aún no define si será detenido, informó el martes a la AFP una fuente de esa dependencia.

El alcalde César Miguel Peñaloza se encuentra en instalaciones de la fiscalía federal desde el viernes, a donde acudió "por voluntad propia" después de que fuera citado "por segunda ocasión para que declare en relación a los hechos de Iguala", dijo la fuente, que pidió guardar el anonimato.

En Iguala, ciudad vecina de Cocula cuyo alcalde está detenido, desaparecieron los 43 estudiantes la noche del 26 de septiembre después de ser atacados por policías locales coludidos con narcotraficantes, en un crimen que mantiene conmocionado a México.

Las declaraciones de Peñaloza forman parte de la investigación "por delincuencia organizada" derivada del crimen y en el transcurso de este martes se definirá su situación jurídica, explicó la fuente.

La investigación de la fiscalía apunta a que, después del ataque en Iguala, los 43 estudiantes fueron entregados por policías corruptos de Cocula a sicarios del cártel Guerreros Unidos, que los habría asesinado e incinerado en un apartado basurero de esa localidad. Posteriormente los sicarios habrían arrojado los restos de los jóvenes en bolsas a un río cercano, según la fiscalía. Sin embargo, por ahora sólo se han identificado los restos calcinados de uno de los jóvenes.

El próximo viernes los padres de los desaparecidos marcharán nuevamente en Ciudad de México, al cumplirse tres meses del ataque contra sus hijos

El alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa, hermana de narcotraficantes, han sido acusados de ordenar a policías locales que atacaran a los estudiantes, lo cual derivó en varias balaceras que dejaron seis muertos.

Policías de la vecina Cocula llegaron a Iguala esa noche para apoyar en el ataque y entregaron a los 43 jóvenes a los sicarios, de acuerdo a la fiscalía.

El fiscal general, Jesús Murillo Karam, dijo que las autoridades y policías municipales de Iguala y Cocula fueron infiltradas por Guerreros Unidos y, a principios de diciembre, reportó la detención de 44 agentes de ambas localidades y la búsqueda de otros 16.

Los padres de los jóvenes exigen al Gobierno que encuentre a los 42 estudiantes que siguen desaparecidos y encabezan la mayoría de las manifestaciones que ha detonado el escalofriante crimen, varias de ellas multitudinarias.

El próximo viernes marcharán nuevamente en Ciudad de México, al cumplirse tres meses del ataque contra sus hijos, un crimen que ha sido catalogado como uno de los más atroces de la historia reciente de América Latina por Human Rights Watch.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1