México impide atracar en Cozumel a un crucero por riesgo de ébola en una pasajera

(EFE).- México negó este viernes el ingreso de un crucero a la isla de Cozumel, en el que viaja una mujer que estuvo en contacto con la primera víctima de ébola en EE UU., aunque esta no reporta síntomas de la enfermedad, dijo a Efe una fuente oficial.

El director de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo, Erce Barrón, indicó que el crucero Carnival Magic tenía programada su llegada al muelle Puerta Maya en Cozumel a las 06.30 hora local (11.30 GMT), pero al ser notificados de la situación se les negó el permiso para atracar.

"Veníamos siguiendo la situación del crucero desde Belice, donde se emitió la alerta sanitaria y lo que hicimos fue implementar de inmediato los protocolos que estipula Sanidad Internacional para casos de enfermedades", indicó.

Según Barrón, "se trata de una mujer que dijo ser trabajadora del Departamento de Salud del Hospital Presbiteriano de Texas, en Dallas. Ella misma pidió ser aislada como medida preventiva, pero no presenta ningún síntoma de la enfermedad", apuntó. "El crucero no tuvo entrada oficial a México, nadie subió a bordo y no hubo ningún tipo de contacto con los pasajeros o la tripulación", aclaró.

Añadió que el médico de la embarcación informó que la mujer está siendo supervisada "y hasta el momento no hay ningún indicio de la enfermedad", pese a que tuvo algún tipo de contacto con Thomas Eric Duncan, el ciudadano de origen liberiano que falleció de ébola el pasado día 8 en Estados Unidos.

La propia empresa informó que esta mañana no había recibido el permiso de las autoridades mexicanas para atracar en Cozumel, por lo que se decidió que la embarcación partiera hacia Galveston (Texas) para garantizar su llegada a tiempo el próximo domingo.

En el crucero, viajan 4.633 personas, de los cuales 3.652 son turistas

En su página de Internet, Carnival lamentó el contratiempo causado a sus clientes por una situación que, dijo, escapa completamente de su control, y precisó que la trabajadora de salud "sigue sin mostrar síntomas de la enfermedad" y no representa un riesgo para los pasajeros o la tripulación del crucero. En el crucero, que inició un recorrido por el Caribe el pasado 12 de octubre desde Galveston, Texas, viajan 4.633 personas, de los cuales 3.652 son turistas.

La alerta sanitaria se emitió poco antes de que el crucero atracara en Belice, en donde también se le negó el ingreso y fue escoltado hasta que entró a aguas internacionales.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6